Una madre condenada a pagar 1.500 euros a su hijo por los duros castigos físicos aplicados

Fueron las ausencias repetidas del menor en el colegio las que en el curso 2014-2015 preocuparon a sus profesores y encendieron la alerta que en abril de 2017 dio paso después a la suspensión cautelar de la custodia y guarda de la madre. Ahora la madre del niño y su compañero sentimental han firmado un acuerdo de conformidad en el Juzgado de lo Penal Número 1 de Vigo por el que asumen un delito de maltrato habitual y aceptan indemnizar en 1.500 euros a su hijo por los golpes propinados, rebajando así de dos a un año la petición de cárcel formulada por la Fiscalía. El hombre, autor de dos agresiones concretas descritas en el escrito de acusación, deberá completar además 60 días de trabajos en beneficio de la comunidad.

La situación se remonta al año 2013, cuando el menor contaba ocho años y se prolongó durante tres años más. Los golpes eran el modo habitual con el que la pareja condenada reprendía a su hijo por su mal comportamiento, por las malas notas o por cualquier otra actitud inadecuada en opinión de sus progenitores. En una de las ocasiones, el novio de la madre le pegó en una pierna porque había encontrado entre sus pertenencias una letra de rap, en el segundo episodio concreto analizado durante el proceso, el desencadenante de la agresión había sido la falta de dinero en una hucha. En cualquier caso, las agresiones eran frecuentes, en forma de bofetones, tirones de orejas y del pelo e incluso patadas, hasta el punto de que el menor comunicó en el colegio su temor a regresar a casa por miedo a nuevos golpes. Desde abril de 2017 la abuela paterna ejerce la custodio provisional del niño.

abc.es

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *