Una empresa pagará 116.000 euros a quien preste su rostro para crear robots

La compañía Geomiq trabaja diseñando robots con rasgos humanos y está consiguiendo grandes progresos. Pero se ha encontrado con un problema y es que la empresa no sabe que rostro poner a una línea de robots. Por eso, ha anunciado que dará 100.000 libras esterlinas (unos 116.000 euros) a aquella persona que preste su rostro para ser utilizado en miles de robots humanoides.

Una de las robots más avanzadas de la actualidad es Sophie, creada en el continente asiático, y cuyo rostro está inspirado en la actriz Audrey Hepburn. Sin embargo, la compañía inglesa Geomiq quiere hacer una convocatoria pública para elegir a la persona que cederá los derechos de su rostro para que pueda ser utilizado por miles de robots.

El problema de este proyecto es que Geomiq no ha dado más detalles, ya que según ellos se trata «de un proyecto secreto». Pero, afirman que la empresa que está detrás es conocida mundialmente y que quiere lanzar una línea de robots humanoides.

La empresa británica señala que sus robots ya han estado operando en estos últimos cinco años y que esta nueva línea tiene como objetivo crear un robot para dar compañía y cuidar de los ancianos. Por eso, «los candidatos deben tener un rostro amable y amistoso», señalan. Geomiq afirma que la línea de robots será de varios miles y que se lanzará a nivel mundial a partir del 2020. La compañía afirma que la misteriosa empresa que está detrás del proyecto ya ha recibido cuantiosas inversiones por parte de varios fundos privados de todo el mundo y de un gran fondo de inversión con sede en Shanghái.

Aquel que quiera optar a ceder su rostro debe saber que la compañía no ha especificado ni género ni edad, por lo tanto, cualquier persona mayor de edad puede participar. Para hacerlo, los candidatos deben enviar sus fotos a faces@geomiq.com. Quienes superen el primer casting, recibirán más información de cuáles serán los siguientes pasos, que Geomiq no ha querido desvelar todavía.

Por tanto, lo que se sabe del proyecto es que será para una línea de miles de robots destinados para el cuidado de ancianos y que el elegido deberá ceder los derechos de uso y comercialización de su cara a la empresa. «Sabemos que se trata de una petición extremadamente única, y renunciar a la licencia de su rostro es sin duda una decisión muy importante.», señala la empresa inglesa.

libremercado

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *