Un conductor echa a todos los pasajeros de un autobús por no ayudar a una persona en silla de ruedas

El respeto en el transporte público brilla demasiado a menudo por su ausencia. Muy común es ver embarazadas, personas mayores, con cochecitos de bebé o con movilidad reducida tratar de encontrar un necesario lugar en un autobús o un metro repleto de personas que parecen ignorar de forma voluntaria la gente de su entorno para no perder su privilegiada posición. Hay veces, sin embargo, que esta falta de respeto produce una indignación tal que uno debe tomar cartas en el asunto. O eso debió pensar el conductor de este autobús de París, que mandó bajar a todos los ocupantes del vehículo para llevar sólo a una persona en silla de ruedas.

Un conductor echa a todos los pasajeros de un autobús por no ayudar a una persona en silla de ruedas
Este es el protagonista de la historia (@tomipa06)

 

Los hechos tuvieron lugar hace más de tres semanas y fueron publicados por uno de sus protagonistas. Una persona inválida, François Le Berre, había subido al autobús, pero nadie pareció ni ayudar ni ceder su asiento ante la necesidad especial del ciudadano. Ante el pasotismo de los ocupantes, el conductor obligó a todo el mundo a bajar del vehículo, anunciándoles que su trayecto acababa allí por no haber ayudado a aquel hombre.

La persona con problemas , que fue el que subió la historia a las redes sociales, pudo quedarse en el autobús. “Usted se puede quedar. Los demás que esperen al próximo autobús”, le dijo a Le Berre.

lavanguardia

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *