SRC-Kitcars: el fabricante español de coches a medida

Desde 1995, existe una empresa balear con sede en la isla de Mallorca y de nombre SRC-Kitcars que se dedica a construir vehículos por encargo hechos a medida. En sus inicios, esta pequeña compañía automovilística se especializó en construir impecables réplicas de algunos codiciados deportivos sobre el chasis de otros modelos mucho más asequibles, tanto que algunas de sus creaciones se han visto involucradas en problemas legales en la compraventa.

Sus fundadores, Francisco Aguilar y Daniel Llorente, decidieron emprender este ambicioso pero pasional proyecto hace ya más de dos décadas motivados por una única razón: su amor por los coches y su intención de hacer de ellos su vocación profesional pese a no tener experiencia en este sector. Así, tanto Francisco, constructor naval, como Daniel, administrativo, se unieron para dar a luz la compañía que les cambiaría la vida.

A día de hoy, SRC es una empresa de relativo peso en el mundo de las réplicas de automóviles, comúnmente llamadas kit cars, hasta llegar a labrarse un digno y reconocido nombre dentro y fuera del territorio español, cuya normativa nunca le ha dado facilidades para hacer compatibles sus obras. De hecho, actualmente casi el 50% de sus pedidos proviene de países extranjeros y sitos principalmente en continente europeo. Sus plazos de entrega se mueven entre dos y tres años.

Sin duda, su secreto está en la fibra de vidrio, un material que les permite conseguir un parecido extraordinario al de los coches originales, aunque su verdadero éxito reside en la experiencia que dan 22 años de esfuerzo, su pasión en cada detalle y los cientos de intentos fallidos antes de crear piezas perfectas y fidedignas. En cualquier caso, cuentan con un taller acreditado para la homologación de sus artesanías, las cuales requieren un proyecto de ingeniería que cumpla con los requisitos legales españoles.

En este sentido, también necesitan un certificado de laboratorio que demuestre que los kits de carrocería se han sometido a exhaustivas pruebas dinámicas con el propósito de comprobar que se comportan intachablemente ante cualquier condición climatológica o velocidad dentro de las posibilidades de cada coche. Cuando todo está listo, han de pasar la ITV de forma que se compruebe que tanto la mecánica como la electrónica están en regla.

Sin embargo, no hay algo que entusiasme más a SRC-Kitcars que la posibilidad de fabricar sus propios coches sin necesidad de replicar los diseños de otros prestigiosos modelos de marcas como, por ejemplo, Ferrari. Se trata de deportivos de pequeño tamaño, de conducción fácil pero divertida y emocionante, asequibles y, por encima de todo, únicos. Así, desde apenas 22.000 euros se puede adquirir un SRC Concept One, un descapotable de 650 kilogramos, un motor Honda de 160 caballos y propulsión trasera.

soymotor.com

84 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master