Sin años bisiestos, hoy sería 15 de julio de 2017: el porqué del 29 de febrero

29 de febrero de 2016. Año bisiesto. Esta situación se repite cada cuatro años y todo para cuadrar las estaciones con sus respectivos meses. Pero, ¿y si no hubiera nunca veintinueves de febrero? Pues hoy sería 15 de julio de 2017.

Fue el emperador Julio César quien pidió poner orden a los días hace 2062 años. Hasta entonces, el calendario de la Antigua Roma solo representaba 10 meses mientras que había 60 días en invierno que sin mes adjudicado.

Pero en la tarea de hacer que las estaciones coincidieran siempre con los mismo meses, o viceversa, surgió un serio problema: el tiempo que tarda la Tierra en dar la vuelta al Sol no es exacto sino que dura 365 días, cinco horas, 48 minutos y 45,5 segundos. Para compensar esas horas de más, se estableció que cada cuatro años había que contar un día más al año.

Fue ya bajo las órdenes del papa Gregorio XII cuando se decidió que febrero, el mes más corto, tendría 29 días en el calendario gregoriano, el que se utiliza en la actualidad.

Si no se hiciera ese reajuste, ocurriría que cada 12 años, un año tendría tres días más. Y si no hubiera habido ningún año bisiesto, según los cálculos de astrónomos publicados en Los Angeles Times, hoy -y 533 días más que se habrían quedado por el camino- sería 15 de julio de 2017.

http://ecodiario.eleconomista.es/

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *