Sepiia, la marca española de ropa que ni se mancha ni se arruga, busca inversores

Si hay móviles inteligentes, coches inteligentes o casas inteligentes, ¿por qué no iba a existir ropa inteligente? Eso es lo que se planteó hace unos años el ingeniero técnico en diseño industrial y diseñador de moda Federico Sainz Robles, tras acumular una amplia experiencia en el sector textil. Así ideó una firma de ropa totalmente pionera ya que sus prendas ni se arrugan… ni se ensucian. Se trata de Sepiia, marca ‘made in Spain’ nacida en 2016 que busca ampliar su negocio, para lo que ha puesto en marcha su segunda ronda de financiación.

Porque lograr confeccionar prendas que sean bonitas, de calidad y, además, inteligentes, no es sencillo y requiere de numerosos recursos. Por eso, la marca ha puesto ahora en marcha un proceso para captar hasta 400.000 euros en financiación. Y el principal aliciente que muestra a los posibles socios es su evolución en estos años, pues ha pasado de facturar 300.000 euros a 600.000 en tres años, gracias a la primera inyección de capital que logró (192.000 euros).

Bolsas Relevo

Mira tambiénEl negocio que no se le ocurrió a nadie: las bolsas de basura de plástico reciclado

Pero, ¿cómo es posible hacer que una prenda de ropa no se arrugue y, lo más importante, no se manche? Tal y como cuenta el propio fundador a este medio, la firma realiza ella misma la materia prima con la que compone sus polos y camisas -sus principales prendas hasta ahora, junto a las corbatas-, es decir, confecciona los hilos que construyen el tejido de la ropa. Así, elaboran un material y una estructura que posibilita que no haya manchas ni arrugas. 

En concreto, para que las manchas no queden en la ropa se valen de la nanotecnología, generando una especia de ‘nano-pelitos’ de moléculas sobre el tejido, los cuales evitan que los líquidos se expandan sobre él y se manche. «Si lo comparamos, es similar a la piel de melocotón o a las hojas de flor de loto, pero a nivel microscópico», explica Sainz Robles, que además de ingeniero ha estudiado diseño de moda, unos conocimientos que han permitido que su marca sea una realidad.

Federico Sainz Robles

Federico Sainz Robles puso en marcha Sepiia en 2016

Es evidente, por tanto, que crear ropa con este componente tecnológico no es fácil ni barato. Como indica el emprendedor, se tardaron casi dos años en llegar a la versión actual del producto, ropa «en la que no se acumulan malos olores, no se mancha, no hace falta plancharla, no deja marcas de sudor y es muy elástica y transpirable. En cuanto a la financiación, reconoce que han invertido «una importante suma en innovación e investigación», aunque destaca que gracias a la colaboración de sus proveedores y de algunas aceleradoras de empresas –como La Nave, del Ayuntamiento de Madrid, donde tienen su sede; Lanzadera, la del dueño de Mercadona, Fernando Roig; o ‘Google for startups’- consiguieron alcanzar rápidamente los resultados que querían para sacar el proyecto adelante. 

En busca de inversores que cambien la industria de la moda

Sepiia es, por tanto, un concepto de negocio textil totalmente diferente al imperante hoy en día, con el ‘fast fashion’ y los precios bajos dominando la industria. Si bien poco a poco la sostenibilidad se va abriendo paso y se ha impuesto como una condición ‘sine qua non’ para toda firma de moda que se precie. Algo que está también en el ADN de esta enseña madrileña. Sus camisas son 100% reciclables, usan botones de algodón reciclado y el ‘packaging’ también es completamente reciclado. Igualmente, sus proveedores tienen certificados ecológicos y producen ropa que requiere menos lavados y planchados, lo que reduce hasta un 70% el impacto medioambiental. 

Así, sus precios están bastante alejados del gran comercio, con sus famosas camisas a un precio de 84 euros las de hombre y de 79 euros en las de mujer. Como resalta Sainz Robles, el «problema con las prendas ‘low cost’ es que tienen un gran coste escondido: para que una camiseta cueste tres euros y la empresa tenga beneficios, se ha tenido que producir en unas terribles condiciones tanto humanas como medioambientales». «Nosotros producimos 100% en España, de forma sostenible y con materiales altamente técnicos. De ahí el precio», indica. Si bien, para que el cliente sepa por qué las prendas tienen ese precio, han creado un portal de transparencia en su web donde desglosan cada uno de los costes que tiene la prenda. Además, no cobran gastos de envío sea cual sea el importe de la compra.

Actualmente, Sepiia tiene ocho empleados, aunque hasta hace nada era el propio Federico el que ‘cargaba’ solo con el proyecto. Su filosofía es clara: hacer prendas de vestir que, gracias a la tecnología, aporten confort y requieran menos cuidados, además de que se produzcan de forma sostenible y que tengan el mínimo impacto medioambiental y social posible. Por ello, buscan inversores que compartan esas premisas. 

«Queremos inversores con los que liderar el cambio de la industria de la moda, introduciendo tecnología y produciendo las prendas de forma sostenible», señala el alma máter de la marca, quien indica que el pasado año también hicieron una pequeña ronda para captar fondos entre su círculo más cercano -los conocidos como ‘family, friends and fools’, ‘familia, amigos y ‘tontos’- para ampliar el equipo y comenzar la inversión en marketing. Si bien ahora se trata de una búsqueda de capital para dar el empujón que haga que Sepiia acelere su crecimiento y se imponga como referente dentro del sector de la ropa inteligente con sello español. Un movimiento que ya es imparable y que pretende cambiar de arriba a abajo la industria de la moda tal y como la conocemos.

lainformacion

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *