Putin elogia a Trump y advierte a Turquía de que no habrá relaciones con Erdogan

. Por un lado, las relaciones entre Rusia y Estados Unidos no atraviesan su mejor momento. Ambos países saben que su cooperación es imprescindible para conseguir un triunfo contra el terrorismo en Siria, y lo están intentado, eso sí, fuera de los despachos ovales. Los mandatarios de ambas potencias prefieren que sean sus manos derechas las que se encuentren en lugar de ellos mismos. Por eso no es de extrañar que Putin esté pensando en un nuevo aliado al otro lado del charco. Por otra parte, el mandatario ruso no olvida el derribo de uno de sus cazas por el ejército turco.

Alabanzas al ¿nuevo presidente?

Putin dijo que está dispuesto a trabajar con cualquier presidente estadounidense, “sea quien sea”, para “desarrollar las relaciones” entre Rusia y Estados Unidos. El mandatario ruso no pasa por alto que Donald Trump sigue líder en las encuestas. “Dice que desea otro nivel de relaciones, de relaciones más estrechas, más profundas, con Rusia, ¿cómo no congratularse por eso?”, dijo Putin.”Por supuesto que nos congratulamos”, agregó tras la conferencia de prensa anual celebrada ante unos 1.400 periodistas rusos y extranjeros.

En octubre pasado, Trump dijo que podría “probablemente entenderse muy bien con Vladimir Putin“.

“Su forma de hablar y lo que le permite aumentar su popularidad” no conciernen a Rusia, dijo por otra parte Putin, refiriéndose a las declaraciones cada vez más provocadoras de Trump, 69 años.

Donald Trump, que encabeza los sondeos de las elecciones primarias del Partido Republicano, ha provocado fuertes polémicas por sus declaraciones sobre temas sensibles como la migración.

De Turquía, mejor ni hablar

Es difícil o casi imposible llegar a acuerdos con el actual Gobierno turco, como ha demostrado la experiencia”, ha afirmado este jueves Putin durante su comparecencia anual ante los medios, en la que se ha referido de nuevo al derribo de un Su-24 en la frontera siria el pasado 24 de noviembre.

Putin considera que Rusia recibió, por “razones desconocidas”, una “puñalada por la espalda” y ha cuestionado los alegatos dados por Turquía para justificar el ataque contra el avión. El mandatario ruso ha señalado que se trata de un “acto hostil” y no de defensa de la soberanía, si bien ha querido dejar claro que no ve a Turquía como un “Estado hostil”.

Moscú ha agudizado sus críticas contra Ankara tras el derribo y, en términos prácticos, ha adoptado varias medidas de represalia como la suspensión de la exención de visados a partir del próximo 1 de enero.Putin, sin embargo, ha vinculado esta decisión con los riesgos de seguridad, toda vez que ahora los “milicianos” del Cáucaso Norte tienen vía libre para cruzar la frontera.

Putin reitera el contrabando de petróleo

Otra de las críticas recurrentes de Rusia tiene que ver con el supuesto beneficio que saca Turquía del contrabando de petróleo en la región, procedente en parte de zonas controladas por el grupo terrorista Estado Islámico.

En este sentido, Putin ha sugerido que Estado Islámico podría ser un elemento “secundario” a partir del vacío que se generó en Irak tras la guerra y que derivó en un negocio de contrabando que “necesitaba” de la fuerza militar para su protección.

Es muy fácil utilizar el factor islámico, atraer a carne de cañón con lemas que sólo sirven a intereses económicos”, ha apuntado el mandatario ruso.

El presidente ruso tiene hasta para el fútbol

Putin aprovechó para tocar todos los palos de la actualidad: Siria, elecciones Estados Unidos y, ¿por qué no? fútbol. “Su contribución en la esfera humanitaria ha sido colosal (…) Es alguien a quien habría que darle el Premio Nobel de la Paz”, declaró Putin al referirse a Blatter, en momentos en que la FIFA enfrenta un vendaval de denuncias, en parte relacionadas con la atribución del Mundial-2018 a Rusia. Blatter “siempre trató de que el fútbol sirva para desarrollar la amistad entre los pueblos”, agregó el mandatario ruso en su conferencia de prensa de fin de año.

Al ser interrogado sobre la crisis de la FIFA, Putin señaló que “por supuesto, hay tejemanejes” de los países occidentales. “Nadie tiene el derecho de extender su jurisdicción a otros gobiernos y menos aún a organizaciones internacionales”, declaró. “Si hay sospechas de corrupción en la FIFA, tienen que ser probadas por una investigación”, recalcó.

Suiza lanzó una gran investigación por corrupción contra la FIFA, que hasta el momento llevó a la inculpación de 41 funcionarios del máximo organismo del fútbol mundial. Blatter era interrogado por su lado este jueves por la justicia interna de la FIFA por el controvertido pago de 1,8 millones de euros en 2011 al también suspendido presidente de la UEFA Michel Platini, supuestamente por trabajos de asesoría concluidos sin mediar contrato escrito.

http://noticias.lainformacion.com/

131 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master