PSOE y Podemos pelean por apropiarse de la remontada de Corbyn

La batalla por la izquierda continúa. Cualquier detalle es importante, incluso una felicitación. El partido Laborista británico dirigido por Jeremy Corbyn, aunque perdió las elecciones, obtuvo un resultado por el que se puede sentir reforzado. Rápidamente los partidos de izquierda españoles corrieron a saludar el resultado y felicitar públicamente al candidato laborista.

El primer en hacerlo fue Pedro Sánchez, el secretario general del PSOE. Lo hizo en Twitter a las 9,18 de la mañana. El socialista felicitó al líder izquierdista por su “gran campaña” y “excelente resultado” en las elecciones británicas y apuntaba que los ciudadanos de ese país “merecen un gobierno que se preocupe de la mayoría” social.

Enhorabuena @jeremyCorbyn y @UKLabour. Gran campaña y excelente resultado, los británicos merecen un gobierno que se preocupe de la mayoría.

Algunos no son capaces de entender que se felicite a alguien que ha quedado segundo en unos comicios. Sin embargo, la remontada de Corbyn ha sido evidente. Da la sensación de que con una semana más de campaña habría ganado las elecciones. Ha conseguido casi 13 millones de votos, más de tres millones y medio más que los que logró Ed Miliband.

Se trata del segundo mejor resultado de la historia en número de votos de los laboristas, solo superados por los 13,5 millones que logró Blair en 1997. En porcentaje de voto, ha colocado a la socialdemocracia en el 40% de los votos, algo impensable hace unos meses cuando las encuestas le situaban en un paupérrimo 23%. Es el mejor resultado en 16 años.

Sánchez ve ahora mismo en Corbyn un espejo. Y razones no le faltan. Los dos han sido legitimados por las bases ganando dos primarias, el británico dos en un año, el español en tres. Los dos han sido incómodos para la vieja guardia de sus partidos. Tanto el español como el británico tuvieron que hacer frente a una rebelión de los diputados. Y los dos han tenido que sufrir cómo se les acusa de radicalizar al PSOE y a los laboristas, respectivamente.

Durante la campaña de las primarias vimos como los adversarios de Sánchez utilizaron a Corbyn (y a Hamon) para calificar el proyecto del líder del PSOE de radical y de perdedor. Estos adversarios eran partidarios de moderar al PSOE en busca de su sitio de centro izquierda. El PSOE y Sánchez aspiran a renacer como ha hecho Corbyn y el laborismo, y devolver al PSOE a la socialdemocracia alejado de la llamada ‘tercera vía’ que viaja hacia el centro. Aunque no hay que olvidar que pese a la remontada, Corbyn ha perdido.

Podemos, Corbyn y el movimiento ciudadano

El que precisamente quiere evitar esa concentración de voto de la izquierda en un solo partido es Podemos. Por eso los responsables del partido morado corrieron también a felicitar al laborista. Pablo Iglesias lo hacía una hora y media más tarde que Sánchez, a las 10,50, pero en inglés. “Felicidades a Corbyn por un magnífico resultado. Nos tendrás a tu lado para derrotar a la austeridad y la xenofobia”.

Congratulations @jeremycorbyn on a magnificent result. You shall find us by your side to defeat austerity & xenophobia across Europe

Ahora que ha tenido un resultado aceptable, con una gran remontada, el líder de Podemos se vuelve a acordar de Corbyn. En los últimos tiempos los referentes estaban siendo otros como Melenchon. Lejos queda cuando Iglesias se llegó a comparar con Corbyn en un artículo que fue mofa de las redes sociales. “Por fin vamos a contar con un aliado en Reino Unido con el que compartimos diagnóstico y un proyecto de defensa de los derechos sociales”. Cada vez somos más y más fuertes en Europa. Bienvenido, Jeremy”, acababa aquel texto publicado en El País.

Y es que Podemos cree tener razones también para ver paralelismos entre su partido y el laborista. Corbyn ha florecido durante la campaña, al ser el contacto ciudadano su punto fuerte. El líder laboristas ha sabido sufrir tras un año y medio de ser ridiculizado en la prensa y sufrir varios intentos de derrocarle por parte de sus colegas en la Cámara de los Comunes.

Corbyn ha logrado un espectacular aumento de la afiliación al partido, más de medio millón, gracias sobre todo al movimiento ‘Momentum‘, con el que los dirigentes de Podemos muestran simpatía e incluso han trabajado, como el responsable de Relaciones Internacionales, Pablo Bustinduy. Momentum, es la herramienta para canalizar el movimiento ciudadano y que en pocos meses suma ya más de 24.000 miembros y 200.000 simpatizantes.

La relación con el partido laborista de Corbyn muestra las dos almas de Podemos. Pablo Iglesias se olvidó de él, una vez que se le colocóla etiqueta de perdedor, mientras los errejonistas (como Bustinduy) han seguido colaborando. Oficialmente la estrategia es alegrarse de las victorias de lo que ellos llaman “socialistas decentes”, los socialdemócratas que luchan contra la austeridad.

lainformacion.com

47 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master