Mitos y verdades sobre cómo conseguir los vuelos más baratos

El día más apropiado, la mejor hora o el mes idoneo. No son pocas las instrucciones que durante años nos han dado para conseguir comprar los vuelos más baratos, pero no todas son ciertas. Skyscanner ha llevado a cabo un análisis de estas teorías para indicar de cuáles debemos fiarnos y de cuáles no.

Mitos sobre cómo conseguir vuelos baratos

1. El mejor día de la semana para comprar es el martes

Hubo un tiempo en el que las aerolíneas fijaban sus precios de una manera más manual y sin tener en cuenta el ingente número de variables que utilizan hoy en día. Durante esos años, era habitual que sacaran ciertas ofertas los martes y miércoles, pero eso ha dejado de ocurrir. Ahora, los precios de los billetes de avión fluctúan cada día y siguen un complejo algoritmo definido por variables como el número de asientos disponibles en el vuelo, el tiempo, los precios de la competencia, los eventos y festivales, la popularidad del destino…

Por eso, no es cierto que los martes sea el mejor día para comprar, podría ser un lunes, un miércoles, un domingo…

Lo mismo ocurre en cuanto a la hora en la que reservas el vuelo. Es un mito aquello de que la mejor hora es a las 12 de la noche, pues las aerolíneas no tienen un momento fijo del día al que cambian sus tarifas.

2. Las cookies grabadas en tu navegador hacen que aumente el precio del billete que deseas

Es otra de las grandes falacias relativas al mundo de la compra de los billetes de avión. No hay ninguna evidencia que demuestre que las cookies hagan aumentar el precio de los vuelos por los que te hayas interesado.

3. Tienes que comprar un billete de ida y vuelta para conseguir las mejores tarifas

Esta afirmación es parcialmente cierta. Antiguamente, todas las aerolíneas te «obligaban» a comprar un billete de ida y vuelta con ellos para conseguir el precio más económico. Sin embargo, la llegada de las compañías de bajo coste acabó con esto. Hoy en día, puedes encontrar fantásticos precios en vuelos de ida con Ryanair, Norwegian o easyJet, independientemente de si compras el billete de vuelta con ellos o eliges otra compañía.

Sin embargo, las grandes aerolíneas nacionales sí que suelen mantener esta condición. Es el caso de Iberia, British Airways o KLM, cuyas tarifas por trayecto aumentan considerablemente si solo compras una ida o una vuelta, y no los dos.

4. Los billetes comprados en el último minuto tienen grandes descuentos

Si esperas al último minuto para comprar tu billete de avión pensando que vas a atrapar el chollo de tu vida, lo más normal es que acabes pagando mucho más de lo que tenías planeado. Aunque es cierto que, en unas pocas ocasiones, la aerolínea en cuestión puede decidir llenar algo más el avión a toda costa y tire sus precios, lo habitual es que las plazas se vayan agotando con el pasar de los días y los billetes restantes se encarezcan sin tregua.

5. Es más barato comprar el billete directamente con la aerolínea

Hoy en día, la gran mayoría de viajeros compra sus billetes en buscadores de vuelos. Estos meta-buscadores muestran los precios de miles de destinos, comparando miles de aerolíneas. Cada aerolínea es responsable de enviar la información de sus precios actualizados al meta-buscador, luego esta es la mejor forma de conseguir el mejor precio, ya que tendrás todas las opciones en un solo clic.

6. Es mucho más barato volar a aeropuertos grandes

Es una verdad a medias. En general, es cierto que volar a aeropuertos principales suele conllevar una mejor tarifa en los billetes de avión. Sin embargo, no dejes de comprobar los precios de los vuelos a aeropuertos regionales. En ocasiones, estos aeropuertos se encuentran mucho más cerca de nuestro destino vacacional que el aeropuerto principal al que acabamos volando. Pues bien, hay veces que el vuelo al aeropuerto regional es más barato que el otro, o de precio similar, pero ahorrándonos después un buen camino en coche, autobús o tren hasta nuestro destino final.

Verdades sobre cómo conseguir vuelos baratos

1. Es mejor comprar el billete con antelación

Como ya hemos comentado en el punto de los mitos, esperarte al último minuto para comprar el billete de avión es un craso error. De hecho, es mejor comprarlo con bastante antelación. ¿Con cuánta exactamente?

La mayoría de estudios confirman que los vuelos te saldrán más baratos si los compras con un mínimo de 3 o 4 semanas de antelación. El precio más bajo, sin embargo, dependerá de un gran número de factores.

Por consenso general, se puede afirmar que el momento ideal para comprar un billete de avión es entre 7 y 10 semanas antes del viaje. Así que, trata de definir la fecha de tus vacaciones lo antes posible.

2. Sé flexible con tu fecha y hora de vuelo

Otra forma de conseguir vuelos baratos es siendo flexible con la fecha y horario de tu vuelo. Lo mejor para conseguir buenos precios es volar fuera de temporada. En cuanto al horario de vuelo, siempre serán más baratos los billetes para volar a última hora de la noche o primera de la mañana.

3. Sé flexible con tu destino

En los metabuscadores como Skyscanner puedes utilizar la opción «a cualquier lugar« para que te sugiera destinos desde un determinado aeropuerto de salida. La gran ventaja de ser flexible en cuanto al destino del viaje es que puedes encontrar billetes realmente baratos a lugares interesantes que, quizás, nunca se te habrían ocurrido.

4. Haz las búsquedas para un solo pasajero

Si, por ejemplo, vuelas en familia y sois cuatro pasajeros, al marcarlo en la búsqueda la aerolínea te dará el precio de todos los billetes basándose en el asiento más caro de los cuatro. Es decir, si hay 2 asientos a 100¤, uno a 75¤ y otro a 150¤, te mostrará un valor total de compra de 600¤, igualando el precio de cada asiento al más caro.

Por ello, lo ideal es hacer búsquedas individuales de los cuatro billetes y después buscar el modo de sentaros juntos. Y si no lo conseguís, seguro que el ahorro habrá valido la pena y os reencontraréis en la cinta de equipaje.

5. Mezcla aerolíneas

Ya dejamos atrás los tiempos en los que no había manera de encontrar vuelos baratos si no comprabas los billetes de ida y vuelta con la misma aerolínea. Como decíamos, salvo algunas compañías de bandera, el resto muestra sus tarifas por segmentos del viaje, y ese precio no varía aunque no realices el segundo segmento con ellos.

6. Vuela con escalas

Sobre todo en los largos vuelos transoceánicos, puedes ahorrarte unos cientos de euros si no tienes prisa o llevas bien las escalas en aeropuertos intermedios. En ocasiones, la parada será tan breve que no te permitirá conocer nada de ese destino intermedio, pero en otras podrás aprovechar y realizar un pequeño tour por una ciudad que no tenías planeada en tu viaje. ¡No hay mal que por bien no venga!

7. Apúntate a los programas de viajero frecuente

A la larga podrás beneficiarte de algún vuelo gratis o suculentos descuentos.

expansion.com/

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *