Los nuevos hippies invaden el Parque Natural del Alto Tajo

Con una estética parecida a la de los hippies de los años 60 y 70 del siglo pasado aunque aprovechando los avances de su tiempo -tienen Facebook, página web…), más de un centenar de modernos y millennials hippies -la mayoría- acampan ilegalmente en una amplia zona del Parque Natural del Alto Tajo, entre los términos municipales de Cuenca y Checa (Guadalajara).

Image result for nuevos hippies invaden el Parque Natural del Alto

Son miembros de la “Familia Arco Iris”, que se autodefine como un colectivo que “busca, en gratitud, correspondernos con la creación, asumiendo en estos tiempos nuestro rol sanador y pacificador en respuesta al llamado que hace nuestra Tierra Madre”. Además de haberse asentado de forma ilegal en pleno corazón del Alto Tajo, en una superficie de algo más de 3.000 hectáreas -la acampada libre está prohibida en España-, encienden “fuegos sagrados” y, según los alcaldes de los municipios de la zona, corren un serio peligro en caso de incendio forestal porque la difícil orografía del terreno complicaría su rescate. Y es que este parque natural ya se vio afectado por un gravísimo incendio en 2005 que acabó con las vidas de once miembros de un retén.

De hecho, la invasión de estos nuevos hippies, que también practican el nudismo, fue detectada hace unos días por las torres de vigilancia repartidas por el parque natural para avisar en caso de incendio porque los agentes medioambientales descubrieron un par de hogueras en el campamento. También dio la voz de alarma un vecino de la comarca, José Andrés Rodríguez, que se encargó de enviar un escrito a los medios de comunicación locales alertando de un número creciente de personas, “incluso familias con menores”, que se habían adentrado “en lo más profundo del Alto Tajo” con la intención de quedarse por tiempo indeterminado.

Los agentes medioambientales los visitan a diario y también cada día son sancionados por acampada ilegal pero no se marchan. Curiosamente, demuestran ser grandes defensores de la naturaleza porque “lo tienen todo tan limpio que parece que allí no hay nadie”, según explica el alcalde de Checa, Jesús Alba Mansilla. Una explicación a que más de un centenar de personas no generen basura en medio del campo se encuentra en el carácter ecologista de este grupo, que también se atreve con los oráculos en las redes sociales: “Cuando la Madre Tierra esté enferma y los animales estén desapareciendo, entonces llegará una tribu con gente de todas las culturas, que creerán en hechos y no en palabras, y ayudarán a restaurar la antigua belleza de la Tierra. Ellos serán conocidos como los Guerreros del Arcoiris”.

No sólo el alcalde de Checa está preocupado con este asentamiento. También el Ayuntamiento de Cuenca. Según el portavoz del gobierno local conquense, José Ángel Gómez, “hay cosas que no se pueden permitir aunque parece que se lo están pasando bien”.

La Junta de Castilla-La Mancha, administración que gestiona los parques naturales, ha informado ya del asunto a la Delegación del Gobierno en esta comunidad para que tome medidas ante una acampada no autorizada en una zona de difícil acceso y gran valor ecológico en época de alto riesgo de incendio.

Ajenos a estas maniobras entre administraciones, los hippies de “Familia Arco Iris” dicen reconocerse como “seres espirituales que marchamos con confianza por los senderos del misterio deseando restaurar la convivencia pacífica y amorosa en el planeta”. Su acampada en el Alto Tajo está abierta a todos, según apuntan en su Facebook: “Toda persona es bienvenida a asistir pacíficamente para compartir la experiencia”. Además, advierten, “estos eventos no tienen un carácter comercial y no existe una estructura jerárquica”. En los tranquilos pueblos de la comarca confían en que se marchen pronto.

larioja.com

209 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master