Los mejores seguros para un conductor sénior

Al igual que los más jóvenes pagan más en sus seguros de coche debido a su falta de experiencia, en ocasiones los conductores más veteranos también sufren de un incremento en sus primas. ¿Por qué ocurre? ¿Pueden ahorrar en sus seguros de coche los conductores sénior?

La lógica puede hacer pensar que ser un conductor sénior con muchos años de experiencia al volante permite acceder a una póliza de seguro de coche barata, sin embargo, en realidad no siempre es así. Los conductores que sobrepasan la barrera de los 60 años no son siempre bien recibidos en todas las aseguradoras. Y es que la edad puede ser una ventaja en unos momentos, pero un problema en otros.

En este sentido, hay que tener presente que, a la hora de establecer el coste de la póliza y, por tanto, evaluar el riesgo que deben asumir, las aseguradoras tienen en cuenta diferentes factores, como las características del coche, la edad del conductor y los años de experiencia que éste tiene al volante. Sin embargo, la experiencia no siempre es un grado.

Y aunque la normativa que regula la conducción en España, no establece un límite legal para dejar de conducir, para algunas aseguradoras llegar a los 65 o 70 años, se convierte en un problema, ya que consideran que la experiencia no compensa los posibles riesgos asociados a esa edad y que pueden afectar a la conducción.

No obstante, el mayor problema radica en las indemnizaciones por daños físicos. Ante un accidente, una persona mayor puede necesitar más tiempo para recuperarse, las lesiones tienden a agravarse, tiene más propensión a sufrir secuelas y, por tanto, mayor posibilidad de que haya que indemnizarle por invalidez.

Por todo ello, en los seguros para conductores sénior, hay compañías que limitan aspectos como las cuantías de las indemnizaciones en caso de fallecimiento. También las hay que incluso eliminan la indemnización por invalidez o excluyen coberturas como la asistencia en viaje de las condiciones de la póliza.

En este sentido, mientras que algunas compañías de seguro de coche no aseguran a los mayores de determinada edad (normalmente a partir de 70 años), otras limitan algunas de sus coberturas de la póliza como los gastos médicos y farmacéuticos derivados de las lesiones sufridas por el asegurado y otras no fijan ningún límite de edad para acceder a la póliza ni para disfrutar de todas las garantías y coberturas que incluya el seguro de coche.

La oferta del mercado de seguros es amplia y es posible encontrar una póliza que se adapte a nuestras necesidades y presupuesto. Para ello, lo ideal es comparar las distintas opciones que ofrecen las aseguradoras, teniendo en cuenta los distintos factores relacionados tanto con las coberturas como las exclusiones que establecen las compañías de seguros en función de nuestro perfil de conductor.

En este sentido, la forma de conducir es uno de los factores que impacta en el precio del seguro del coche, al menos en ciertas pólizas, y eso es un punto a favor de los conductores mayores, que suelen ser más prudentes. Así, una buena opción para un conductor sénior es el seguro Zurich Auto Inteligente, por el que la compañía ofrece descuentos de hasta un 30% en la renovación de la póliza en función de la forma de conducir, de los kilómetros recorridos y las vías utilizadas, siempre y cuando en el momento de la renovación no se haya declarado ningún siniestro con culpa.

Con este seguro, el beneficiario de la póliza obtiene mejores precios si recorre menos de un número determinado de kilómetros al año y el descuento es mayor si éstos se recorren por vías seguras (autopistas y autovías).

En esta misma línea, si utilizas poco el coche, quizás te interese más una póliza de seguros que te permita pagar en función de los kilómetros recorridos. Es el caso de la póliza de Next Seguros, que se articula como un sistema prepago en el que contratas en función de los kilómetros que crees que vas a necesitar. Puedes elegir entre bonos de 4.000, 6.000, 8.000 o 10.000 kilómetros anuales. La compañía controla los kilómetros recorridos en función de un dispositivo. Y si cuando renuevas la póliza te han sobrado kilómetros, la compañía te los devuelve.

Otra posibilidad con la que cuentas, en el caso de que conduzcas con poca frecuencia y quieras ahorrar en tu seguro, es contratar una póliza para coche por días. Pagarás sólo durante los días que utilizas el coche, por ejemplo, con el producto que ofrece Seguros por días, que cuenta con el respaldo de AXA. Esta opción permite asegurar el vehículo por períodos que van desde 1 hasta 28 días, pensado para mover el coche en momentos puntuales como un viaje de fin de semana o la revisión de la ITV.

Kelisto.

51 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master