Los estudios de James Bond cambian de dueño

El propietario de Pinewood Studios, que ha acogido el rodaje de películas como James Bond o Star wars, tiene nuevo propietario. Se trata de un fondo gestionado por el inversor francés Leon Bressler, que pagará 323 millones de libras y que invertirá en impulsar el negocio.

El propietario de Pinewood Studios, que ha acogido el rodaje de películas de James Bond y Star Wars, va a ser vendido a un fondo de capital riesgo especializado en el sector inmobiliario por 323 millones de libras.

Pinewood Group, que cotiza en Londres, anunció que recomendará a los accionistas que acepten una oferta de PW Real Estate Fund III, gestionado por el inversor inmobiliario francés Leon Bressler.

Una persona familiarizada con la estrategia del fondo explicó que no pretendía separar el negocio inmobiliario de Pinewood de su negocio operativo, pero que invertiría para acelerar los planes actuales de expansión del grupo. La cúpula directiva actual conservará sus cargos.

Pinewood, con sede en Buckinghamshire y creada en 1936, ha sido el escenario de algunas de las películas británicas más famosas y de varios éxitos de taquilla de Hollywood. También opera estudios en otros países como Canadá y Malasia.

El estudio 007 Stage de Pinewood, de 5.570 metros cuadrados, fue construido en 1976 para la película de James Bond La espía que me amó, y ha sido usado desde entonces para escenas de cintas como Tomb Raider o Charlie y la fábrica de chocolate.

Pero el grupo buscaba nuevas inversiones para expandirse, y en febrero contrató al banco de inversión Rothschild para explorar las distintas opciones, entre ellas, una opa.

Ivan Dunleavy, el consejero delegado de Pinewood, declaró: «Pinewood ha crecido en los últimos años hasta convertirse en una firma global que se sitúa al frente de la industria creativa británica. Pensamos que hemos encontrado al socio adecuado para el negocio, alguien que comparte nuestra visión a largo plazo para el futuro del grupo».

Aermont Capital, que gestiona el fondo que quiere comprar Pinewood, es una filial del banco de inversión estadounidense Perella Weinberg, pero se separó de su matriz en julio de 2015.

El fondo de 900 millones de euros que quiere comprar Pinewood tiene el mandato de comprar activos inmobiliarios y «negocios operativos corporativos que posean un componente inmobiliario».

La oferta de 560 peniques la acción equivale a 31 veces los beneficios, y supone una prima del 50% sobre el precio de 275 peniques la acción conseguido en una colocación por 30 millones de libras en abril.

Sahill Shan, analista de N+1 Singer, señaló que el precio estaba «por debajo de nuestra estimación sobre el valor justo de 600 a 625 peniques y, en nuestra opinión, no refleja por completo el potencial al alza». Advirtió de que el apoyo de grandes accionistas «parece garantizado, aunque no se puede descartar una contraoferta».

Bressler, socio gerente en Aermont y ex consejero delegado de Unibail-Rodamco, la inmobiliaria comercial de 39.000 millones de euros, apuntó: «La transformación del negocio en los últimos años ha sido considerable y es evidente que existen más ambiciones por materializarse».

«Estamos deseando trabajar con el equipo gestor de Pinewood para materializar su convincente estrategia de futuro crecimiento, tanto en Reino Unido como a nivel internacional».

A Pinewood se le habían presentado problemas para recaudar fondos para la expansión cuando sus dos principales accionistas, Goodweather Investment Management, con un 39% de las acciones, y el joyero Warren James, con un 26%, se mostraron poco dispuestos a ver diluidas sus participaciones, explica una fuente cercana al acuerdo.

El fondo Aermont tiene que cerrar la financiación para la operación en las cuatro próximas semanas para completar el acuerdo.

http://www.expansion.com/

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *