Las telefónicas cobran 30 euros más por recibo que las eléctricas

Mucho se escribió al comienzo de este año sobre la escalada de precios de la luz. Los meses más duros del invierno dispararon el recibo hasta máximos del último lustro, aunque la primavera trajo una moderación de los precios, volviendo a medias mensuales similares a las del pasado año. El revuelo causado contrasta con el relativo silencio ante la situación de otro mercado clave en el consumo y en las facturas de final de mes de los hogares.

Las operadoras de telecomunicaciones reorientaron hace años su estrategia de negocio en busca de la demanda multi-servicio. Esto es, aquella que contrata no sólo servicios de telefonía (fijo o móvil), sino también el suministro de Internet y de televisión de pago. Estos clientes prémium, más rentables y por tanto mucho más disputados, son atraídos mediante ofertas convergentes o paquetes que no han dejado de subir de precio en los últimos semestres. Las excusas son múltiples: desde una mejora del ancho de banda hasta la inclusión de la última competición internacional de fútbol. En total, hasta 5,2 millones de españoles tienen contratado este tipo de paquetes, de acuerdo a las últimas cifras disponibles.

Según los datos publicados este viernes por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), correspondientes al último trimestre de 2017, este tipo de paquetes subieron el 8% respecto al año anterior, hasta rozar con los dedos los 90 euros (89,4). Este es el coste medio mensual de los paquetes quíntuples (telefonía fija y móvil + banda ancha fija y móvil + TV) para los hogares, que incluye el propio precio del paquete (75,3 euros) más los gastos extra en los que incurren las familias (exceso en el consumo, canales de televisión añadidos…).

Paquetes convergentes: se encarecieron un 8% en el último año, hasta los 89,4 euros de media mensuales

Coste mensual de la luz

El aumento de las tarifas ha sido incesante en los últimos años –circunstancia que, por otro lado, no ha evitado las grietas en el negocio de los principales actores del sector. Hasta el punto de que, al cierre de 2016, el recibo que muchas familias pagaban a Telefónica, Vodafone u Orange, superaba en más de 30 euros el coste mensual de la luz. Tomando la misma referencia temporal  y la misma fuente (CNMC), el recibo medio de la luz contabilizaba en diciembre del año pasado 56 euros.

De acuerdo a los datos del regulador de la competencia, incluso en los casos de los hogares que dejan fuera de su contrato la televisión de pago (telefonía fija y móvil + banda ancha fija y móvil), el gasto total mensual supera en casi diez euros (65,7 euros) al del recibo de la luz.

economiadigital.com

159 total views, 1 views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master