La playa de Las Catedrales, una de las mejores del mundo, al borde del cierre

La Xunta ha solicitado al Estado el cierre cautelar de las cuevas, arcos y corredores de la Praia das Catedrais, en Ribadeo (Lugo), tras detectar riesgo de caídas y desprendimientos de bloques o piedras que supondrían un “grave” peligro para “la seguridad de las personas”.

La Consellería de Medio Ambiente ha pedido esta medida tras analizar las conclusiones de un estudio encargado a la Fundación da Enxeñaría Civil de Galicia sobre el estado del monumento natural después del accidente ocurrido en el mes de marzo, cuando falleció una turista de Valladolid a la que le cayó una piedra encima.

Turistas bajo los arcos de las rocas en la playa de Las Catedrales, Lugo
Turistas bajo los arcos de las rocas en la playa de Las Catedrales, Lugo (_jure / Getty Images)

Según el informe preliminar y a raíz de las visitas realizadas a la playa por el equipo investigador, se estima que a lo largo de una parte importante de la playa existe un riesgo, aún no cuantificado, de caídas y desprendimientos de bloques o piedras de distintos tamaños, lo que “supondría un grave riesgo para la seguridad de las personas que estén en las proximidades”, tal y como ha explicado el departamento autonómico.

Este peligro de caída de material, conforme señala la Consellería de Medio Ambiente, es “mayor” en general bajo las cuevas, los corredores y los arcos litorales, zonas que coinciden con las de mayor afluencia de visitantes.

Conclusiones ‘preliminares’

El departamento que dirige Beatriz Mato ha señalado que las conclusiones sobre el estado actual de As Catedrais son aún “preliminares” por lo que “habrá que esperar” a que el estudio de la Fundación da Enxeñaría Civil de Galicia esté más avanzado para “poder disponer de una caracterización geológico-geotécnica de todo el monumento natural”.

Rocas naturales en la playa de Las Catedrales, Lugo
Rocas naturales en la playa de Las Catedrales, Lugo (j-wildman / Getty Images/iStockphoto)

En todo caso, mientras no se disponga del estudio definitivo, la Xunta considera que “lo más adecuado” es pedirle al Gobierno del Estado la adopción de las medidas oportunas para garantizar la seguridad de las personas y, entre ellas, si procede, la prohibición de acceso a las cuevas, arcos litorales y corredores de la playa de forma provisional.

Por último, la Xunta ha destacado que sus competencias en esta playa se limitan a la protección de un monumento natural desde el punto de vista ambiental y con un objetivo conservacionista, con el objetivo de preservar este espacio de posibles agresiones y evitar su deterioro.

lavanguardia

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *