La ley de Cs para la maternidad subrogada: tener 25 años y posición socioeconómica estable

Ciudadanos presenta este martes su propuesta para regular la gestación subrogada en España. La toma en consideración de la ley no llegará al Congreso hasta después del verano. El debate promete intensidad. PP, PSOE y Podemos están divididos. La Iglesia y los expertos del Comité de Bioética se oponen. El partido naranja no cuenta todavía con los apoyos suficientes para garantizar su aprobación.

Albert Rivera y la diputada Patricia Reyes explicarán la iniciativa en el Parlamento. Ciudadanos propone un sistema altruista, inspirado en otros modelos como el canadiense, con la creación de un Registro Nacional de la Gestación por Subrogación adscrito al Registro Nacional de Donantes. En este registro se podrán inscribir las mujeres que deseen ofrecer su capacidad para gestar, los progenitores que recurran a esta técnica y los contratos de gestación debidamente firmados.

Evitar el negocio

Según ha podido saber EL ESPAÑOL, la proposición de ley prevé una serie de mecanismos para evitar que los llamados vientres de alquiler se conviertan en un negocio. La norma dice que las mujeres gestantes deberán ser mayores de 25 años, tener plena capacidad jurídica y buen estado de salud, haber gestado al menos un hijo sano con anterioridad y disponer de una situación socioeconómica estable.

La ley también dice que las mujeres gestantes deberán ser españolas o acreditar residencia legal en España. Sólo podrán ser gestantes por subrogación dos veces.

Ciudadanos abandera en solitario y sin fisuras la gestación subrogada. Los vientres de alquiler no están permitidos en España. Muchas parejas han recurrido a esta técnica en países donde está autorizado, pero gastando grandes cantidades de dinero. A veces han existido problemas de inscripción de los niños en los registros.

La opción goza de un amplio apoyo en el colectivo LGTBI, pero divide a las organizaciones feministas. Algunas de ellas lo interpretan como una mercantilización del cuerpo. La Iglesia católica se ha posicionado en contra. Hace un mes, el Comité de Bioética del Gobierno ha pedido prohibir la maternidad subrogada y sancionar a las agencias que faciliten esta actividad. En opinión de este grupo de expertos, cuyo informe no es vinculante, se trata de una “explotación de la mujer”.

División de los partidos

Ciudadanos se comprometió a promover una ley en su programa electoral para el 26-J. El resto de partidos no lo tiene claro. El PSOE rechazó la gestación subrogada en su reciente congreso federal. Pero sigue habiendo muchos partidarios de esta técnica en las filas socialistas. El PP dice que todavía no ha entrado al fondo del debate.

Podemos ha anunciado que elaborará una ponencia que someterá a la opinión de sus áreas territoriales y círculos feministas. En un comunicado hecho público a última hora del lunes, el partido morado ha criticado a Rivera por precipitar el debate parlamentario y utilizar una “retórica familiar” que plantea esta práctica como “progreso, futuro y novedad de tipo de familia en España“.

“La gestación por sustitución no es una técnica reproductiva, es un proceso biológico”, dice el comunicado. “Podemos considera que la resignificación capitalista del trabajo reproductivo lo banaliza al mercantilizarlo y pone en peligro los derechos de las mujeres, niñas y niños de todo el mundo”.

En la encuesta de EL ESPAÑOL / SocioMétrica realizada en febrero, casi el 70% de los españoles apoyaba la regulación de la maternidad subrogada como una terapia más de reproducción asistida. El 48% de los encuestados decía que está a favor en cualquier caso (tanto si media pago como si no), mientras que el 19,2% lo aceptaba sólo si es de forma altruista. El 16% aseguraba que debe estudiarse caso por caso.

 

25 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master