La Justicia americana declara ilegales los aranceles de EE.UU. a la aceituna negra española

La aceituna negra española gana su primera batalla a Estados Unidos. Los aranceles de casi el 35% que Donald Trump impuso a este producto en 2018 han sido declarados ilegales por la Justicia norteamericana. Así lo ha declarado el Tribunal Federal de Comercio Internacional del país, tal como ha informado la patronal del sector, Asemesa. Un «espaldarazo» al gremio de olivareros, tal como resalta la organización.

La propia Asemesa recurrió los gravámenes en su momento y, tras varios meses de espera, sus argumentos han dado sus frutos ya que los tribunales han asumido la tesis de la organización empresarial de nuestro país y rechazado la que sostenía el Departamento de Comercio de EE.UU.

Sin embargo, el fallo no afecta a la totalidad de los aranceles ya que el recurso se interpuso solo para una parte de los mismos, con lo que solo cabría esperar una reducción del 35% al 20% si esta resolución se confirmara en instancias superiores. El 20% restante tiene que ver con supuestas prácticas de «dumping», cuya batalla legal ha de librarse por otros cauces.

Ahora, Estados Unidos tiene un plazo de 90 días para presentar nuevos argumentos que justifiquen los aranceles o, de lo contrario, la decisión se convertiría en firme y estarían obligados a retirar los gravámenes de forma inmediata. Tras ese recurso, según explican fuentes de Asemesa, el Departamento de Comercio aún tendría una última instancia.

«Es un hito muy importante, dado que es la propia justicia americana la que ha decidido que los argumentos utilizados para imponer aranceles a la aceituna negra no se justifican», ha comentado la patronal en un comunicado.

Desde Asemesa van incluso más allá del fallo de este tribunal y explican a este periódico que supone un respaldo más a toda la Política Agraria Común de la Unión Europea, la cual el presidente norteamericano había puesto en entredicho con estos gravámenes.

En este sentido, la organización empresarial recuerda que su recurso es «casi idéntico» al que realizó la Comisión Europea ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) –aunque este organismo carece ya de poder, precisamente por culpa de Trump–. Y, así, es una muestra de que la UE también va bien encaminada en su rechazo a estos aranceles. «Si este caso no se ganara habría que modificar la PAC», sostiene Antonio de Mora, secretario general de Asemeso. De momento, España tiene la razón.

abc.es

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *