La iglesia asturiana ataca Halloween por su «culto a la muerte» y propone disfrazarse de santos

El auge de la celebración de fiestas de Halloween, a veces como Samain, otras veces como Nueche de les ánimes, en los últimos años ha despertado la reacción de la iglesia asturiana que considera estos festejos como una competencia, y fea, frente al culto religioso. Hasta el punto de que, en Pola de Laviana, ha promocionado una alternativa que denomina Holywins y traduce directamente del inglés como «la santidad vence».

i

La revista del Arzobispado de Oviedo, «Esta hora» ha recogido en su último número una información dedicada a esta fiesta alternativa y en la que se afirma que «frente al culto a la muerte y la exaltación de la fealdad de los disfraces y la estética de estos días, Holywins recuerda la fiesta cristiana de Todos los Santos, que se celebra el día 1 de noviembre». La idea de que se glorifica la muerte en la fiesta se repite a lo largo del texto. «Nos ayuda a no dar culto a la muerte que parece que es lo que se ha puesto de moda ahora con Halloween, cosa hace años aquí impensable. El culto a la muerte, lo triste, el final de la vida no es propio de los cristianos» cita al párroco Luis José Fernández Candanedo    .

Por el contrario, según la iglesia asturiana, en «Holywins los niños y jóvenes se disfrazan de santos, de esta manera aprenden sus biografías y se acercan de una forma divertida y diferente a sus vidas, santos que fueron niños, que fueron mártires, padres de familia o religiosos» e insiste en que Holywins es una opción «nacida como alternativa a Halloween, para resaltar la belleza de la vida y la aspiración a la santidad de todos los hombres».

Aunque el texto de «Esta hora» contrapone Halloween a Todos los Santos, lo cierto es que el origen de la palabra en inglés alude a la misma celebración cristiana. Se trata de la contracción del inglés All Hallows’ Eve, que en español sería la víspera de Todos los Santos. A lo largo de varios años pero especialmente en la última década, la celebración con disfraces y un tono lúgrubre, propio de la cultura anglosajona, ha calado de forma notable y son muchas las localidades y colegios en Asturias que ponen en marcha fiestas como estas.

lavozdeasturias

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *