La Fundación Gustavo Bueno impide la visita de Rosón y amenaza con llamar a la Policía

En ocasiones, la realidad supera a la ficción. Los responsables de la Fundación Gustavo Bueno han negado a Rubén Rosón, concejal de Economía del Ayuntamiento de Oviedo, la visita al antiguo Sanatorio Miñor, palacete de titularidad municipal en el que tiene su sede. Los miembros de la asociación han recibido al edil y se han reunido con él, con los periodistas como testigos, en una sala, pero le han impedido que visite las instalaciones. Han alegado que no acudió a la cita en representación del ayuntamiento sino a título individual, por lo que han defendido que «no tenemos nada que hablar con usted». Durante el acalorado encuentro ha habido momentos de tensión e incluso desde la Fundación han amenazado con llamar a la Policía. Rosón ya ha adelantado que volverá la próxima semana.ADVERTISING

inRead invented by Teads

Antiguo Sanatorio Miñor, Oviedo

El presidente de la Fundación Gustavo Bueno: «No estamos preocupados, no somos okupas»

El edil ha explicado a lo largo de la semana que su intención es que la Fundación deje las instalaciones a finales de 2019 para en enero de 2020 disponer de un nuevo servicio municipal ligado a la fabricación en 3D y en FabLab e instalar un vivero de empresas. El edil ha apuntado que «el palacete es propiedad municipal y por lo tanto puede hacer uso de él si tiene necesidad, cuando quiera».

lavozdeasturias

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *