La familia del gallego desaparecido en el atentado acusa al Gobierno británico de causarles «una agonía innecesaria»

Ignacio Echeverría, el joven de raíces asturianas desaparecido tras el atentado del pasado sábado en Londres, no ha aparecido entre los 48 heridos. Él y otras cuatro personas, dos australianas y dos franceses, continúan sin ser localizadas tras el brutal ataque que dejó siete muertos.

De los 48 heridos que fueron trasladados a hospitales, 36 continúan ingresados, 18 de ellos en condición crítica, indicó la policía, que alertó de que la identificación del resto de víctimas se está viendo ralentizada por el hecho de que algunas de ellas eran extranjeras, según informa Efe.

Angustia de la familia

«No hay palabras para lo que sentimos», señala Joaquín Echeverría, el ovetense que es padre de Ignacio Echevarría. Llevan más de dos días sin tener noticias de su hijo Ignacio (Ferrol, 1978), que se encontraba en el puente de Londres en el momento de los ataques.

Regresaba en bicicleta junto a un grupo de amigos con los que había estado practicando skate, una de sus grandes aficiones, cuando vio que una mujer estaba siendo acuchillada en plena calle. La escena lo sobrecogió y no lo dudó ni un instante. «Se bajó de la bicicleta y fue a ayudarla», cuenta un familiar.

Parece ser que golpeó en la cabeza al asaltante (que luego sería identificado como uno de los tres terroristas) con el monopatín. Según informaciones aportadas por los amigos, en ese momento al menos otro de los yihadistas atacó a Ignacio por la espalda y lo vieron caer. Los acompañantes de Ignacio escaparon y cuando se dieron cuenta de que faltaba regresaron a la zona donde lo habían perdido de vista. «Cuando volvieron lo vieron tumbado en el suelo, no les dejaron acercarse porque ya estaba tomado todo por la policía», explica este mismo familiar.

Desde entonces, Isabel, su hermana pequeña, que también reside en la capital británica, y Ana, otra hermana que se ha desplazado desde Francia hasta allí para acompañarla, tratan de dar con su paradero.

Sus padres viajan este mediodía a Londres para seguir de cerca las noticias sobre el paradero de su hijo. «El Gobierno español nos ha dado toda la atención posible y las autoridades inglesas también, supongo que presionadas por las españolas», ha señalado su padre Joaquín. Fuentes cercanas al caso han explicado que las «identificaciones están avanzando» y esta tarde las autoridades británicas darán más información sobre el paradero del ciudadano español.

Nacido en Ferrol hace 39 años

Ignacio nació hace 39 años en el Hospital General de Ferrol, cuando su padre, natural de Asturias, estaba desplazado en esta ciudad. En A Coruña viven una hermana de su madre y un primo. Precisamente, la última vez que viajaron hasta Galicia fue en el 2015 con motivo de la boda de este familiar, una oportunidad que aprovecharon para acercarse hasta As Pontes. En 1986, cuando Ignacio -que es el tercero de cinco hermanos: Joaquín, Enrique, Ignacio, Ana e Isabel- tenía 9 años, regresaron a Madrid, a Las Rozas, donde vivió (salvo un año que estuvo en Francia) hasta que en febrero del 2016 se marchó a trabajar a Londres al banco HSBC, que, según asegura Joaquín, les ha prestado toda su ayuda. «Ha puesto a nuestra disposición un facilitador para acompañar a mis hijas con todos los trámites que tengan que hacer. Hoy [ayer] la policía ha ido a casa de Ignacio en Londres para tomar huellas», indicó el padre.

Huellas digitales

El canal de comunicación con las autoridades británicas está siendo el consulado español. «Nos ha llamado el cónsul, pero sin novedades, no tenemos noticias desde que ayer [el domingo] un portavoz del Ministerio de Exteriores nos llamó a la una de la madrugada para pedirnos las huellas digitales de Ignacio para tratar de localizarlo. Estamos a la espera», contaba Joaquín. Ya por la noche, a través de su cuenta en Facebook, su hija Isabel daba las gracias a la legación y «a todo el mundo que se ha volcado» con la familia. «Solo nos queda esperar y rezar. Millones de gracias a todos», concluía.

La noticia de la búsqueda del español, que saltó a las redes a última hora de la tarde del domingo, recorrió ayer todos los medios de comunicación, aunque en Asturias, Galicia y Madrid, lugares donde la familia tiene especial arraigo, caló más. Los vecinos de As Pontes, según informa Carla Elías desde Ferrol, recuerdan cómo «desde pequeño ya le gustaba el monopatín, y también jugaba al béisbol y al escondite». La noticia cayó como un jarro de agua fría en la villa minera, muy vinculada a la familia, que residió en el Poboado do Muíño, ya que el padre fue jefe de maquinaria auxiliar de la mina de Endesa antes de trasladarse a Madrid, al departamento de auditoría. Ignacio estudió en el colegio A Magdalena y los vecinos lo recuerdan jugando con el resto de niños. El alcalde pontés, Valentín González Formoso, trasladó el «abrazo y solidaridad» de toda la villa a la familia, «una de las muchas que durante la época de la explotación de la mina vivieron aquí y donde Ignacio pasó su infancia».

Un joven estudiante español se recupera de heridas en el tórax, en una muñeca y en una mano

Otro español, Alejandro Martínez, resultó herido en el atentado de Londres del pasado sábado. Se trata de un joven que se encuentra en la capital británica estudiando un máster y al que el nuevo ataque terrorista sorprendió en el puente londinense.

Martínez sufrió heridas en el tórax, en una muñeca y en una mano, aunque su vida no corre peligro. De acuerdo con la información proporcionada por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, el ciudadano español se encuentra hospitalizado en Londres. «Tiene lesiones, pero no revisten gravedad. Esperamos que cuanto antes pueda recibir el alta médica y, de este modo, continuar con sus estudios y culminar su formación», apuntaba el representante del Gobierno español.

El ministro recordó que «el protocolo de la policía británica es muy estricto, por lo que suele facilitar pocos datos».

Más de 48 horas después de que su entorno tuviera noticias de Ignacio Echeverría, las pistas sobre el paradero del gallego desaparecido en el atentado de Londres siguen conduciendo a un callejón sin salida. Este martes, las autoridades británicas confirmaban que Ignacio no se encontraba entre los 48 heridos. Él y otras cuatro personas, dos australianas y dos franceses, continúan sin ser localizadas tras el brutal ataque.

Y mientras la horas pasan, la angustia de la familia del gallego crece. «No hay palabras para lo que sentimos», señalaba Joaquín Echeverría, padre del desaparecido. La familia del desaparecido ha mostrado además su enfado contra la administración británica. La pareja de la hermana de Ignacio, Fernando Vergara, publicaba en su cuenta de Twitter un mensaje crítico en el que mostraba las consecuencias de la falta de información que están recibiendo. «Las familias de las víctimas del ataque de London Bridge nos sentimos maltratados por la falta de información, lo que nos está causando una agonía innecesaria. 63 horas y todavía sin noticias», publicaba en su perfil de Twitter

lavozasturias.com

252 total views, 1 views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master