Iglesias reconoce la “parálisis” y la preocupante “tensión interna”en Venezuela

Pablo Iglesias reconoce que la situación en Venezuela es preocupante y que el funcionamiento democrático del país latinoamericano se encuentra comprometido. En los documentos políticos de su equipo para el próximo congreso, el líder de Podemos describe al país latinoamericano como afectado por “una parálisis creciente, hasta alcanzar un preocupante grado de tensión interna” tras la muerte del presidente Hugo Chávez y el desplome de los precios internacionales del crudo. Iglesias, que ha mantenido siempre una visión poco crítica sobre el país latinoamericano, donde trabajó como asesor del Gobierno, asegura ahora que Venezuela no solo está aquejada de una profunda crisis económica, sino que también se ha “comprometido el funcionamiento democrático del país”.

MÁS INFORMACIÓN

  • Iglesias reconoce la “parálisis” y la preocupante “tensión interna”en VenezuelaIglesias reconoce la “parálisis” y la preocupante “tensión interna”en Venezuela

Geopolítica de la excepción es el título del documento político sobre “democracia internacional” que el equipo del líder ha publicado este lunes como anexo a su ponencia política, y en la que se hace un repaso a la política internacional.

Iglesias es crítico con la situación actual en Venezuela, que tampoco atribuye a un actor político concreto, pero ensalza la revolución de Hugo Chávez. Los primeros años del milenio han sido para América Latina uno de los periodos de más rápido avance económico y social de su historia, dice el texto, que vincula tales éxitos a la revolución venezolana. “No por casualidad, este periodo coincide con el triunfo y desarrollo de la revolución bolivariana en Venezuela”, señala. Un fenómeno de cambio, apuntan, que “en mayor o menor medida (…) se extendió por toda la región, y los índices de desarrollo humano evolucionaron parejos a la ola de participación democrática que lo provocó”.

Ahora, sin embargo, el artículo describe la situación como preocupante, sobre todo porque “pone en riesgo gran parte de las conquistas sociales y políticas alcanzadas por la Revolución”.

La ponencia política de Iglesias reconoce además que Podemos se inspira para su estrategia política en los procesos latinoamericanos. “Las especificidades económicas e institucionales de América Latina hacen difícilmente comparable estos procesos de cambio político con los ocurridos en otras regiones del mundo. Y sin embargo, las transformaciones desarrolladas en ella, y protagonizadas por nuestros pueblos hermanos de América Latina, han sido fuente de inspiración para otras fuerzas que, a lo largo de la geografía global, se esfuerzan por emprender e inventar nuevas vías emancipadoras, de carácter nacional-popular”, concluye el texto.

Podemos, cuyos máximos dirigentes colaboraron con el Gobierno de Chávez como asesores a través de la Fundación CEPS antes de crear el partido, no ha pedido taxativamente la liberación de los presos políticos venezolanos. El partido de Pablo Iglesias se abstuvo en una votación en el Congreso en abril de 2016 de una proposición no de ley presentada por el PP y apoyada por el PSOE, Ciudadanos, el PNV y Democracia i Llibertat que pedía que España tomara medidas para la liberación del opositor Leopoldo López y del resto de presos políticos de ese país.

politica.elpais.com

149 total views, 1 views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master