Felipe González: “Veo todavía demasiada cobardía internacional ante Trump”

Felipe González ha criticado este martes la respuesta de otros países a las políticas “radicalmente equivocadas” de Donald Trump, que ha descrito como basadas en “la xenofobia, la discriminación y el supremacismo blanco”. “Veo todavía demasiada cobardía internacional para no responderle”, ha señalado utilizando como ejemplo las amenazas de la nueva embajadora de Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley, que advirtió al estrenar su cargo de que haría una lista de los países que no apoyen a Trump.

Durante una conferencia en la Casa de América, el expresidente del Gobierno ha declarado su “plena solidaridad con México” y ha afeado la actitud del Gobierno de España y de otros países frente al nuevo líder estadounidense. “Hay que confrontar las políticas de Trump. No podemos estar toda la vida de apaciguadores”, ha dicho González. “El gran peligro de este señor es que se siente por encima de la ley”, ha seguido. “Los que creen que son mucho más hábiles por ser prudentes se equivocan porque enfrente se va a entender la prudencia como sumisión o como miedo. Y por lo menos mi voz estará con América Latina y con la Europa en la que creo frente a la sumisión y al miedo”, ha añadido el expresidente durante un acto en conmemoración del 25 aniversario de los Acuerdos de paz en El Salvador.

Alfonso Dastis, ministro de Exteriores, que también ha intervenido en ese foro, ha negado que el Ejecutivo español esté pecando de prudencia frente al nuevo presidente estadounidense.

En sus primeros días al frente de Estados Unidos, Trump ha insistido en la construcción del muro en la frontera con México; ha retirado a su país del acuerdo comercial de la cuenca del Pacífico impulsado por Barack Obama; ha anunciado que renegociará el tratado de libre comercio con México y Canadá; ha prohibido financiar el aborto en el extranjero; ha defendido la utilidad de la tortura contra sospechosos de yihadismo; y ha prohibido la entrada en EEUU de los ciudadanos de siete países musulmanes.

Frente a esas políticas, González ha reclamado que las principales potencias aprecien la reacción ciudadana que se está dando entre los estadounidenses y que dirijan sus protestas contra las decisiones estratégicas del líder republicano.

“No cometamos el error de hacer política antigringa. No hay que confrontar las políticas de EEUU, sino las del presidente de EEUU”, ha pedido el expresidente. “El primer prejuicio de la política de Trump se producirá en Estados Unidos, antes de que acabe su mandato. El prejuicio, más allá del económico, de la nueva carrera de armamento que se va a provocar, es el de la cohesión social y la convivencia democrática en el seno de Estados Unidos”, ha seguido. Y ha vaticinado: “No es compatible con el aislacionismo tener una potencia global del mundo. Los Estados Unidos dejarán de ser una potencia global, dejarán de ser el líder del mundo”.

elpais.com

183 total views, 1 views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master