Falsificar cervezas con latas usadas, un negocio ilegal e insalubre made in China

Una fábrica china producía 600.000 latas de cerveza al mes. La apariencia en el mercado era como la de Budweiser pero con la diferencia de que éstas eran una falsificación. El proceso de copiado, tan poco higiénico como legal, se hacía en una sala subterránea y clandestina que fue desmantelada a principios de mes y que acabó con varios detenidos acusados de fraude.

Un vídeo muestra ahora lo que más de uno preferiría no ver. Antes de ser distribuidas en bares, las falsas cervezas pasaba por un proceso de falsificación que iba desde la recogida de las latas utilizadas hasta el enlatado.

Las condiciones son insalubres durante todo el proceso de ‘reciclaje’ de la marca estadounidense. Las latas usadas se llenaban en un barreño con cerveza en el que ninguna de las manos que se meten llevan guantes o algo que impida el contacto directo con la piel de los manipuladores. Y de ahí pasaban a la cadena de montaje, donde se ponen tapas nuevas a las latas viejas antes de ser empaquetadas y apiladas para ser repartidas.

La Oficina de Comercio e Industria pilló in fraganti esta fábrica, ubicada en la ciudad del sur de China de Guangzhou, y posteriormente se practicaron varias detenciones por fraude.

eleconomist.acom

165 total views, 1 views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master