España amplía las restricciones a viajes no esenciales de ciudadanos de terceros países de fuera de la Unión Europea hasta el 30 de septiembre

La crisis del coronavirus se complica en España. Los casos de contagios aumentan por lo que el Gobierno ha decidido ampliar las restricciones a viajes no esenciales de ciudadanos de terceros países de fuera de la Unión Europea o del espacio Schengen hasta el próximo 30 de septiembre. El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este miércoles una nueva prórroga de la orden de restricción temporal de viajes no imprescindibles, aprobada en julio. 

España mantiene la incidencia acumulada más elevada de Europa. De hecho, la Comunidad de Madrid, la más golpeada por la pandemia, empezará a aplicar a partir del fin de semana nuevas medidas más severas para frenar la curva de contagios. Entre ellas, destaca la realización de confinamientos selectivos en las zonas básicas de salud que tengan mayor incidencia de casos de la enfermedad. about:blank

Los únicos países cuyos residentes no se ven afectados por esta orden son Australia, Canadá, Georgia, Japón, Nueva Zelanda, Ruanda, Corea del Sur, Tailandia, Túnez, Uruguay y China. Además, quedan exentos de estas restricciones los residentes habituales en la UE, estados Schengen, Andorra, Mónaco, El Vaticano o San Marino que se dirijan a ese país.

Los trabajadores esenciales esquivan este veto

También esquivan esta prohibición los titulares de un visado de larga duración expedido por un estado miembro o asociado Schengen, profesionales de la salud, investigadores sanitarios y profesionales del cuidado de mayores, personal de transporte, diplomáticos, estudiantes o personas que viajen por motivos familiares imperativos debidamente acreditados, entre otros. 

Por el momento, se mantiene el cierre de los puestos terrestres habilitados para la entrada y la salida de España a través de las ciudades de Ceuta y Melilla.

Además, a finales este mes, Alemania estudiará si España debe continuar como un territorio marcado en rojo para sus ciudadanos y no será hasta dentro de tres semanas cuando las autoridades sanitarias del país teutón evaluarán de nuevo la situación epidemiológica del país. 

El Gobierno alemán decidió ya a mediados de agosto incluir a España como un destino de riesgo para sus habitantes, desautorizando cualquier tipo de viaje. Como consecuencia, todos los ciudadanos alemanes que hayan visitado el país deberían cumplir una cuarentena y presentar una prueba PCR a su regreso. 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *