Encierro de delegados universitarios para denunciar la política de becas

Delegados de los estudiantes de 15 universidades de diez comunidades autónomas diferentes están encerrados desde hace más de 24 horas en la sede madrileña del Consejo Escolar del Estado para denunciar la política de becas implantada por el Gobierno del PP desde 2012, que consideran que ha restringido y endurecido la concesión de ayudas y que ha provocado que muchos hijos de familias modestas hayan tenido que renunciar a ir a la universidad o hayan tenido que dejar los estudios superiores.

Los encerrados, que comenzaron su «sentada» en el interior del Consejo Escolar a primera hora de la tarde del viernes, no tienen intención de deponer su actitud hasta que sean recibidos por el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, según aseguró en su nombre Carmen Romero, presidenta de la delegación de estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid. En la protesta hay delegados de universidades públicas de Madrid, Andalucía, Aragón, Galicia, Cataluña, País Vasco, Cantabria, Castilla-La mancha, Extremadura y Baleares.

Carmen Romero fue una de la participantes en la concentración de apoyo a los encerrados que tuvo lugar este sábado, sobre las doce del mediodía, en la puerta de la sede del Consejo Escolar del Estado, y en la que participaron varias decenas de estudiantes. El encierro ha recibido también el apoyo de portavoces y dirigentes de Podemos, de IU y del PSOE a través de las redes sociales.

La protesta de los delegados universitarios comenzó el viernes al término de la reunión del Consejo de Estudiantes Universitarios del Estado (CEUME). Este órgano consultivo había sido convocado para que el Ministerio de Educación les presentase el borrador del real decreto de la convocatoria de becas generales para el curso 2017-2018, que el Consejo de Ministros aprobará en próximos días, y que mantiene las mismas exigencias académicas y económicas de años precedentes, entre ellas la nota media mínima de 5,5 para lograr la gratuidad de matrícula en el primer curso de los grados y una nota mínima de 6,5, además de cumplir con los límites de renta, para conseguir una beca completa.

Todos en contra

Los delegados estudiantiles, durante la reunión, mostraron su indignación por la ausencia del ministro -acudió el secretario de Estado de Universidades porque Méndez de Vigo estaba en el Consejo de Ministros- y exigiron una negociación para modificar una política de becas que creen que perjudica gravemente a los estudiantes de familias con menos recursos, a lo que el representante ministerial les contestó que se trataba solo de un acto méramente informativo y que el Gobierno, por el momento, no tiene previsto cambiar el modelo de concesión de ayudas.

La modificación de la política de becas del Ejecutivo es una demanda general. La exigen los estudiantes, pero también todos los partidos de la oposición, los principales sindicatos educativos, la mayoría de las comunidades autónomas y la propia conferencia de rectores. Sin embargo, Méndez de Vigo no tiene intención de introducir cambios por ahora y ha dicho en varias ocasiones que solo se plantea cambios si hay pacto de Estado por la educación y la mayoría política y social así lo exige

.elnortedecastilla.es

32 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master