El truco del »Tamaño familiar»: ¿Dónde está el ahorro?

¿Eres de los que siempre se lleva los packs gigantes para ahorrar? Ten cuidado con los mensajes confusos en los supermercados: Es habitual que pierdas dinero cuando eliges envases de «tamaño familiar».

Los excesos del verano se notan en nuestro cuerpo, pero también en nuestro bolsillo. Toca comparar precios y evitar el derroche en nuestras compras, sobre todo si somos varias bocas en casa. Eso de que «donde comen dos, comen tres» es rebatido por cientos de madres y padres de familias numerosas, que cada día se las ingenian para repartir lo que hay en la nevera.

Y es que la vida está pensada para dos o para cuatro: al soltero y a la gran familia les ha tocado comprar de más y tirar de sobras durante el resto de semana. Por suerte (o no), supermercados y marcas de alimentación se han percatado del agujero, y han comenzado a preparar raciones precocinadas individuales, botes de mayonesa de tamaños tan variados como las muñecas rusas o mortadelas para dar de merendar a un campamento.

Pero el tamaño de los paquetes no siempre guarda relación con su precio. En cierto modo tiene lógica: el coste del envase es casi el mismo para una y para dos raciones, y el soltero no tiene con quien repartir el gasto.

Aun así, resulta curioso comprobar que un brick de tomate frito de 150 gramos cuesta solo diez céntimos menos que otro de 250 gramos de la misma marca. El single es conciente de que antes de que pueda acabárselo emergerá una desagrabable capa azul sobre la salsa, pero se siente casi obligado a comprar el grande.

Tampoco tiene mucho sentido que un paquete «tamaño familiar» sea mucho más caro que uno sencillo si lo medimos en euros por kilo. El mensaje es confuso: Nadie te está diciendo que vayas a ahorrar porque la bolsa de patatas o la mantequilla tengan mayor tamaño; simplemente, entiendes que de otra forma la promoción no tendría sentido.

La estrategia se aprovecha del comprador acelerado; del que no se para a revisar los precios, ni a pensar que el menjaje «formato familiar» es distinto a «formato ahorro».

La próxima vez, haz la prueba: El cartel que indica el precio del producto suele añadir lo que cuesta cada kilo. Ese dato será clave a la hora de decidir qué formato comprar.

http://blogs.antena3.com/consumidos/truco-tamano-familiar-donde-esta-ahorro_2014093000320.html

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *