El Parlamento europeo critica la propuesta británica sobre ciudadanos de la UE

Las propuestas británicas para garantizar los derechos de los ciudadanos de la UE que viven en Reino Unido arrojarían “una oscura nube de ambigüedad e incertidumbre” sobre la vida de millones de europeos, dijo el coordinador para el Brexit del Parlamento europeo.

Guy Verhofstadt dijo en el periódico The Guardian que las diferencias entre las propuestas realizadas por la Unión Europea y Reino Unido para garantizar los derechos de las personas que viven fuera de sus países de origen eran impresionantes, la última señal de que está lejos de llegarse a un acuerdo en lo que debería ser una parte relativamente fácil de las conversaciones para el Brexit.

La UE y Reino Unido han acordado que deben primero abordar los derechos de los ciudadanos y un acuerdo financiero antes de discutir un futuro acuerdo comercial para después de que los británicos abandonen la Unión Europea, algo que la primera ministra Theresa May quiere que ocurra rápidamente.

Verhofstadt dijo que aunque aceptaba el voto británico para abandonar la UE, el Parlamento Europeo no estaba convencido de que el Brexit ayudaría ni a la economía europea ni a sus ciudadanos.

“La propuesta de Reino Unido sólo confirma esta opinión y está por debajo de sus propias ambiciones de ‘poner a los ciudadanos en primer lugar’. Si se implementa, arrojaría una oscura nube de ambigüedad e incertidumbre sobre las vidas de millones de europeos”, escribió.

“Fue una decepción, proponer que los europeos obtengan el estatus de ‘nacionales de un tercer país’ en Reino Unido, con menos derechos que los que se ofrecen a los ciudadanos británicos en toda la UE”.

El vicepresidente de May, Damian Green, dijo a la radio BBC que el Gobierno preservaría los derechos básicos de los ciudadanos de la UE en Reino Unido, pero reiteró que esos derechos no serían salvaguardados por el Tribunal de Justicia Europeo.

Verhofstadt también dijo que el Parlamento, que tiene el derecho de vetar cualquier acuerdo sobre el Brexit, quería que las negociaciones se completaran para el 30 de marzo de 2019, y agregó que no aceptaría ninguna extensión de este plazo porque las elecciones parlamentarias europeas se debían celebrar en mayo de ese año.

“No apoyaremos ninguna prórroga de este plazo, porque requeriría que el Reino Unido celebrase elecciones europeas en mayo de 2019”, escribió. “Eso es simplemente impensable”.

reuters

39 total views, 1 views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master