El mexicano Guillermo Arriaga gana el Alfaguara

El cineasta, guionista y escritor mexicano Guillermo Arriaga (Ciudad de México, 1958) es el ganador del Premio Alfaguara de novela, que falló este viernes su XXIII edición. Se lo adjudicó con ‘Salvar el fuego’, una novela polifónica sobre la violencia en el México de hoy y en torno a la fatalidad, la muerte y la venganza. Además de recibir un apetitoso cheque de 175.000 dólares (unos 158.000 euros), y una escultura de Martín Chirino, Arriaga verá publicada su novela simultáneamente en todos los países de habla hispana a partir del próximo 19 de marzo. El escritor mexicano, que se presentó como «un adicto a la escritura», toma el relevo del argentino Patricio Pron, ganador de la pasada edición con ‘Mañana tendremos otros nombres’.

«Es una novela polifónica que narra con intensidad y excepcional dinamismo una historia de violencia en el México contemporáneo, donde el amor y la redención aún son posibles», decía el acta del fallo que leyó el también escritor mexicano Juan Villoro, presidente del jurado que premió a Arriaga, quien presentó su novela bajo el título provisional de ‘El león detrás del cristal’ y seudónimo de Isabella Montini.

«Es una obra de inquietante verosimilitud, con muchos planos narrativos en la que el autor se sirve de una extraordinaria fuerza visual, como de la reinvención del lenguaje coloquial y con el cuerpo humano como hilo conducto de los distintos plano narrativos», anticipó Villoro.

«Soy un adicto a la escritura y toda mi obra es una reflexión sobre el amor», confirmaba Arriaga en una videoconferencia desde Piedras Negras, ciudad fronteriza del norte de México donde recibió la noticia del fallo el guionista de películas como ’21 gramos’, ‘Amores perros’ o ‘Babel’, dirigidas las tres por Alejandro González Iñárritu. Arriaga es también autor de las novelas, ‘Escuadrón guillotina’ (1991), ‘Un dulce olor a muerte’ (1994), ‘El búfalo de la noche (1999) y ‘El salvaje’ (2016). Su guion de ‘Los tres entierros de Melquiades Estrada’ mereció un premio en Cannes en 2005.

Contradicciones y paradojas

Arriaga confirmó el carácter «poliédrico» de su novela y su pretensión de retratar a los personajes «en sus contradicciones y paradojas» confrontando «dos Méxicos extremos y muy diferentes», el de las clases más protegidas y el de quienes viven al límite. Un país «en el que las instituciones están fallando y en especial la Justicia, como demuestra que el 99 por ciento de los crímenes quedan impunes», dijo Arriaga, que confesó haber comenzado a escribir la novela «sin saber muy bien de qué trataba» y «sin tener claro cuál sería el final».

‘Salvar el fuego’ casa el mundo del arte con el del crimen organizado para contar la historia de Marina, una mujer casada y con tres hijos, que trabaja como coreógrafa y que se verá envuelta «en un amorío improbable con un hombre impensable». Ella, heredera de una gran fortuna y con la vida resuelta y él, viviendo en los márgenes de la sociedad, representan a esos dos Méxicos «completamente escindidos».

Es también una novela de frontera «un territorio que conozco desde niño por lo que puedo decir que allí está la gente más buena, generosa y solidaria que conozco», dijo Arriaga. Explicó que imita las palabras de los norteños e incluso inventó otras. «La frontera mexicana maneja el ‘spanglish’ y eso supone un cambio radical entre el español y el inglés», destacó.

Junto a Juan Villoro formaron parte del jurado que premió a Arriaga las escritoras Laura Alcoba y Edurne Portela, el poeta y periodista Antonio Lucas, el librero Jesús Trueba y la directora editorial de Alfaguara, Pilar Reyes, con voz pero sin voto.

Al fallo de esta vigésima tercera edición del Alfaguara acudieron el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, y la directora general del libro, María José Gálvez además de una nutrida representación de personaliades del mudo de la cultura.

Esta año se habían presentado al premio 602 manuscritos, de los que siete pasaron a la final. Desde España se remitieron 281. Desde Argentina llegaron 94, 86 desde México, 57 desde Colombia, 32 desde Estados Unidos, 19 desde Chile, 18 desde Uruguay y 15 desde Perú.

Desde su refundación en 1998, el Alfaguara ha contribuido a la difusión de la literatura en español escrita en ambas orillas del Atlántico. Ha sumado casi tres millones de lectores para sus novelas ganadoras. Eliseo Alberto y Sergio Ramírez compartieron el primer premio de la segunda época del Alfaguara, que se adjudicarían luego narradores como Ray Loriga, Jorge Volpi, Andrés Neuman, Sergio Ramírez, Laura Restrepo, Juan Gabriel Vásquez, Eduardo Sacheri, José Ovejero, Tomás Eloy Martínez, Clara Sánchez, Elena Poniatowska o Jorge Franco.

lasprovincias

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *