El mayor transatlántico ecológico que se construye en el mundo es… de Bilbao

El acuerdo de intenciones firmado en mayo por el armador, la ONG japonesa Peace Boat, con el astillero finlandés Arctech Helsinki Shipyard Inc., ha supuesto un espaldarazo para la puesta en marcha del proyecto del mayor crucero ecológico del mundo, el ‘Ecoship’, que se diseña en España. Más concretamente en Getxo (Bizkaia), a orillas del Cantábrico, por Oliver Design. El objetivo de la ONG nipona es que el constructor pueda entregar el barco en el año 2020, coincidiendo con la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio.

El proyecto del crucero ‘Ecoship’, un innovador trasatlántico que pretende incorporar las últimas novedades en cuanto al uso de energías renovables y convertirse en una referencia para la sostenibilidad del transporte marítimo del futuro, se está diseñando en España. La firma especializada en diseño y arquitectura naval Oliver Design ha sido seleccionada por la ONG japonesa Peace Boat, candidata a Premio Nobel de la Paz y promotora de este ambicioso proyecto para el diseño y construcción de un crucero de alta gama respetuoso con el medio ambiente.

La compañía española lleva trabajando en este proyecto desde 2012 y hasta la fecha ha llevado a cabo la totalidad del diseño arquitectónico del barco, desde los primeros bocetos hasta el plano con la disposición general del buque, incluyendo detalles de camarotes y espacios públicos, vistas exteriores en 3D, videos y demás elementos de proyección y visualización del barco. En este proyecto pionero, Oliver Design trabaja en colaboración con un equipo de expertos mundiales, incluyendo ingenieros, científicos y teóricos de reconocido prestigio en eco-tecnologías y en construcción naval. Todos ellos están coordinados por el project manager de Peace Boat, el doctor ingeniero naval Andrés Molina, de contrastada experiencia en el sector de los cruceros.

El ‘Ecoship’ está diseñado como un trasatlántico de alrededor de 60.000 toneladas de registro bruto,con capacidad para acoger hasta 2.000 pasajeros en sus 750 camarotes. Con 250 metros de eslora por 32  de manga y 8 de calado, el barco alcanzará una velocidad de crucero de 17 nudos y máxima de 21 nudos.

Se trata de un proyecto único en el mundo, ya que pretende incorporar las más avanzadas tecnologías energéticas no en un navío experimental, sino en un buque de gran tonelaje. La industria del transporte marítimo es actualmente uno de los principales contribuyentes a las emisiones de gases del efecto invernadero, por lo que el objetivo es demostrar a armadores y constructores que es posible lograr un transporte naval más sostenible.

Velas retráctiles con paneles solares

Así, el proyecto de este revolucionario crucero incorpora en la parte superior de su cubierta 10 grandes elementos retráctiles integrados por paneles solares, que pueden operar como grandes velas en función de las condiciones de viento. Para el diseño inicial de este elemento distintivo en el ‘Ecoship’ se ha contado con la colaboración del ingeniero naval alemán Detlev Loell, un experto de reconocido prestigio internacional en embarcaciones clásicas que ha aportado su conocimiento de la propulsión a vela. De este modo, el buque puede aprovechar estos dispositivos para impulsarse y generar energía a través de la luz solar simultáneamente. En total, el ‘Ecoship’ está diseñado para poder incorporar paneles con una superficie conjunta de 6.000 m2 y una potencia de 750 kilovatios (kW). 

Además del aprovechamiento de las energías renovables, el crucero contará con un motor híbrido, alimentado alternativamente con diesel y gas natural licuado, capaz de ahorrar hasta un 20% en consumo de combustible y reducir en hasta un 40% las emisiones de CO2 respecto a un barco de similares características. El ‘Ecoship’ incorpora igualmente los últimos avances en cuanto a gestión de residuos, así como propuestas de diseño arquitectónico basados en la Biofilia. Este concepto constructivo propugna el máximo aprovechamiento de elementos naturales como el aire, la luz y el agua, así como la utilización de materiales y diseños basados en la propia Naturaleza.

La relación de la firma Oliver Design con la ONG que promueve este proyecto se remonta a octubre del año 2012, con motivo de la Feria International Cruise Summit de Madrid. Es allí donde Jaime Oliver, fundador de la compañía española, tuvo conocimiento de que Peace Boat estaba a la búsqueda de un diseñador para su proyecto. 

Jaime Oliver Jaime Oliver

Jaime Oliver

Y su destino se cruzó con Oliver Design, una firma de arquitectura naval fundada en 1990 en Getxo y especializada en “proyectos diferenciados”, según explica su fundador, Jaime Oliver. “Nos enteramos de que estaban buscando una idea que reflejase el concepto del barco. Yo soy de San Sebastián y en 2012, un día que paseaba por la Concha, vi una ballena varada en la playa. Tuve claro que el barco debía tener forma de ballena para lanzar el mensaje de que el barco tiene que ser hidrodinámico, como si fuese un gran pez”. Escribió entonces a uno de los responsables de la ONG, que recorrió los 10.500 kilómetros que separan Tokio y Getxo. “Entró en la oficina, le enseñé el boceto, nos felicitó y dijo que seríamos los diseñadores del nuevo crucero”.

Tras el encuentro inicial, cientos de horas de trabajo han transformado el boceto en el diseño definitivo del ‘Ecoship’, un trasatlántico con capacidad para 2.000 pasajeros que comenzará a ser construido por un astillero finlandés en los próximos meses. “El objetivo es que esté listo en 2020, para los Juegos Olímpicos de Tokio”, explica Oliver.

“Universidad flotante”

A pesar de que su empresa ha participado en proyectos internacionales ambiciosos -llegaron incluso a diseñar un lujoso yate para Trump que nunca llegó a verse materializado-, el responsable de Oliver Design no puede ocultar su predilección por el ‘Ecoship’.“No existe ningún crucero similar”. La principal consiste en la presencia de paneles solares retráctiles a modo de velas. “Nos permiten ahorrar combustible. De ahí sale la electricidad para el aire acondicionado, las cocinas, la lavanderías o la iluminación”, remarca.

El coloso marino contará asimismo con aerogeneradores y sistemas de gestión de residuos respetuosos con el entorno. Para su proyectista, estas peculiaridades técnicas se acoplan como un guante a la función del ‘Ecoship’. “No es un crucero al uso. Nada de piscinas de olas artificiales o túneles de viento. Se trata de una universidad flotante. Donde otros ponen un casino o una discoteca, nosotros diseñamos auditorios y laboratorios”.

La ballena inspiradora del diseño del ‘Ecoship’ La ballena inspiradora del diseño del 'Ecoship'

La ballena inspiradora del diseño del ‘Ecoship’

A lo largo del último año y medio, el proyecto ha sido presentado y acogido con entusiasmo en diversos foros mundiales relacionados con el Medio Ambiente y la sostenibilidad, entre ellos la XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático celebrada en Paris en diciembre de 2015, la Cumbre Mundial de la Energía del Futuro de Abu Dabi en enero de 2016, o la Conferencia TED de Vancouver de abril de este año. Ante la industria de cruceros se presentó por primera vez en la Conferencia Global Seatrade 2016, en Fort Lauderdale (Florida, EE UU). 

En favor de la paz

Peace Boat, entidad promotora de este revolucionario crucero, es una organización que trabaja en favor de la promoción de la Paz, los Derechos Humanos, el Medio Ambiente y el desarrollo sostenible a través de cruceros educativos por todo el mundo, que vienen celebrándose desde 1983. Hasta la fecha se han organizado más de 90, en los que se han visitado alrededor de 100 puertos en 80 países y han participado más de 70.000 personas. 

Plano en 3D del ‘Ecoship’ Plano en 3D del 'Ecoship'

Plano en 3D del ‘Ecoship’

La denominación Peace Boat (“Barco de la Paz”) corresponde con el formato adoptado desde un primer momento por esta ONG japonesa para desarrollar sus actividades: viajes educativos en grandes barcos de pasajeros, que ofrecen oportunidades de convivencia a bordo y contacto con públicos de diferentes países. El objetivo es desarrollar programas de cooperación, al tiempo que se fomenta un turismo responsable. 

La organización pretende que el ‘Ecoship’ constituya un punto de inflexión para la industria naviera y un buque insignia para la concienciación sobre el cambio climático. Además de ser el instrumento para los cruceros alrededor del mundo de Peace Boat, el barco acogerá exposiciones sobre tecnología verde en los 100 puertos donde se espera que haga escala cada año, y servirá también como un laboratorio flotante que contribuirá a la investigación sobre el océano, el clima y las tecnologías ecológicas. La nave también contribuirá al trabajo de concienciación y compromiso activo con los desafíos que plantea el Desarrollo Sostenible.

lainformacion.com

94 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master