El gasto de cambiar la pensión de banco: pagar comisiones de más hasta 2 meses

Los pensionistas son un perfil atractivo para los bancos ya que cuentan con ingresos fijos y estables gracias a la pensión pública que reciben del Estado. Por ello, las condiciones para sus cuentas suelen ser mejores que para el resto con perfiles más inestables. Sin embargo, esto está comenzado a cambiar ante el escenario de bajos tipos existente en la actualidad y algunas entidades han comenzado a cobrar comisiones a los clientes, incluidos los que tienen domiciliada su pensión. 

Banco Sabadell, Bankia o Banco Santander son algunas de las entidades que han modificado las condiciones a sus clientes incorporando comisiones de mantenimiento o endureciendo las condiciones mínimas exigidas. Pese a ello, en el mercado todavía existen opciones gratuitas por las que pueden optar los pensionistas. Eso sí, si estos clientes deciden cambiar la cuenta domiciliada deben ser conscientes de que el trámite se puede alargar e igualmente deberán asumir las comisiones durante ese plazo

Fotografía de dos jubilados.

Mira también¿Domiciliar la pensión? Los bancos con más y menos comisiones para jubilados

Cambiar la cuenta domiciliada de la pensión puede durar hasta dos meses, aunque no por culpa de los bancos sino por la Seguridad Social, a quien hay que remitir el cambio de los datos bancarios y deberá actualizarlos.

En concreto, modificar la entidad bancaria o el colaborador del pago puede realizarse por el pensionista en cualquier momento, aunque será efectivo a partir del primer día hábil del segundo mes siguiente a aquel en que se hubiera formulado la solicitud de cambio. Es decir, en caso de solicitar el cambio hoy 12 de febrero, no será hasta el próximo mes abril cuando se recibirá la pensión en la nueva cuenta. Durante ese período será necesario mantener activa la otra cuenta donde se ingresará la pensión, en este caso, hasta abril. 

¿Cómo solicitar el cambio de domiciliación?

El cambio de los datos bancarios en la Seguridad Social se puede realizar de hasta tres formas diferentes: de forma presencial, por teléfono o por Internet. En el primer caso bastará con acudir a una oficina de la Tesorería General de la Seguridad Social, aunque debes asegurarte si es necesario o no solicitar la cita previa con anterioridad. Allí presentando el DNI se tramitará el cambio tras completar el formulario de solicitud.

Igualmente el cambio también se puede realizar a través del teléfono 901 50 20 50, donde se indicarán los pasos necesarios para completar el cambio de los datos bancarios. En esta ocasión el trámite se puede extender más de los dos meses estipulados ya que hay que remitir el formulario de solicitud firmado a la Seguridad Social

Por último, también existe la opción de realizarlo a través de Internet, siempre que se tenga activo el certificado digital, usuario y contraseña en la Seguridad Social o tener activada la clave. Si es así, se podrá acceder a la Sede Electrónica de la Seguridad Social y seleccionar el apartado de Variación de datos, desde donde se podrán solicitar los cambios correspondientes. Tras introducir los nuevos datos se recibirá una confirmación a través del correo electrónico. 

lainformacion

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *