El descanso del bocadillo, la gran batalla en los convenios de las fábricas de coches

Una semana después del comienzo de las negociaciones del convenio colectivo entre la nueva dirección de Opel/PSA y los sindicatos en la planta de Figueruelas, la situación está totalmente enquistada. Los trabajadores no están dispuestos a aceptar una rebaja salarial del 6% y la congelación del sueldo en los próximos cuatro años, así como los recortes en los tiempos de descanso y la polémica pausa del bocadillo.

Las rebajas de la propuesta inicial de la dirección de Opel vienen dadas por los datos de PSA. Según los guarismos que maneja el grupo francés, la producción de coches es un 20% más cara en Zaragoza que en Vigo: un 17,2% de diferencia de los costes laborales y un 3% del tiempo de trabajo en las líneas.

Para reducir las diferencias, PSA exigió a Figueruelas que redujera en tres minutos la pausa del bocadillo (de 18 a 15 minutos), así como el resto de descanso (de 40 a 22 minutos). El secretario general de CCOO, José María Fernando, rechazó esta propuesta de forma frontal porque el descanso se ha convertido “en una inversión” para ellos por encima de reclamar mejoras económicas.

Y analizando el resto de convenios colectivos de las plantas españolas, el de Opel en Zaragoza bajo el mando de General Motors era el que más descansos tenía. Un total de 58 minutos diarios para una jornada laboral de 7 horas 42 minutos. La oferta de PSA es que el descanso total pase a ser de 37 minutos y continúe siendo retribuido dentro de una jornada total de 8 horas. Una cifra más en línea con la media nacional.

¿En que plantas descansan más?

Según la ley, la interrupción del bocadillo debe ser de un mínimo de 15 minutos para jornadas de más de seis horas y retribuida si no es disfrutada. Además, se acuerda por convenio si se considera tiempo de trabajo efectivo o no.

Los trabajadores de planta de PSA Vigo paran solo 15 minutos diarios. Según detalla su convenio colectivo, este descanso lo cobran a 62 céntimos diarios. Esta pausa no consta como trabajo efectivo y su jornada total es de 1.623 horas anuales.

Varios modelos Polo salen de la planta de Volkswagen Navarra en Landaben. EFE/Villar

Varios modelos Polo salen de la planta de Volkswagen Navarra en Landaben. EFE/Villar

El grupo Volkswagen no tiene el mismo convenio colectivo para la planta de Navarra que para la Seat de Martorell, pero sí coinciden en los descansos. En ambas plantas quedaron estipuladas tres paradas diarias para las pausas de los trabajadores: dos de 10 minutos y una de 20. En ninguna de las dos fábricas la interrupción está retribuida. Sin embargo, en Landaben los descansos no forman parte de la jornada laboral, que es de 1.720 horas anuales, mientras que en Martorell sí y queda reducida a 1.557 horas efectivas.

El convenio colectivo de Renault en las plantas de Palencia, Sevilla y Valladolid establece una pausa de 15 minutos de descanso para bocadillo, dos de 10 minutos y una adicional de 15 minutos. Un total de 50 minutos, pero ninguno de estos descansos es objeto de compensación económica salvo en los días festivos, cuando las jornadas son más largas y  los empleados también tienen 45 minutos para la comida. El número de horas anuales estipuladas es de 1.681.

Los empleados de Nissan trabajan 1.756 horas horas con una pausa estipulada de 18 minutos para el bocadillo y otros 10 de descanso. Anteriormente al convenio de 2016 disfrutaban de 20 minutos para el bocadillo. En la planta de Ford en Almussafes, la parada estipulada para el bocadillo es de 15 minutos y la jornada es de 7 horas y 45 minutos. Estas interrupciones no están retribuidas ni contarán como horas de de trabajo efectivo.

Por último, la planta de Mercedes en Vitoria establece una parada de 15 minutos para el bocadillo, pero “dentro de la jornada laboral se efectuarán pausas colectivas, correspondientes a los tiempos por necesidades personales en la forma y tiempo convenidos con la comisión de productividad”. Su jornada es de 1.712 horas anuales.

Mercedes-Benz anuncia otros 600 contratos indefinidos para 2017 en Vitoria

Planta de Mercedes-Benz en Vitoria

Horas extras, ayudas, sanciones…

Dentro de los convenios colectivos de las fábrica españolas se encuentran algunas curiosidades. Renault es la que paga la hora extra más barata, desde 7,17 euros euros hasta 19,92 dependiendo de la escala profesional. En el polo opuesto, la fábrica de Mercedes. La firma alemana abona desde 20,61 euros hasta 36,46 a sus empleados por las horas extraordinarias.

La falta de puntualidad es considerada como una falta leve en la mayoría de las plantas, pero algunas de las marcas son especialmente estrictas en este sentido. PSA lo considera como “criterio y requisito” para “la evolución profesional” del trabajador, mientras que Volkswagen castiga el bolsillo de sus empleados. Recorta casi 5 euros por el primer retrato, otros 9 por el segundo, 12 por el tercero y 34 por el cuarto.

Muchas de las plantas ofrecen ayudas económicas por familias numerosas, educación de los hijos o formación propia. Incluso Renault y Mercedes pagan un plus de guardería, pero las de mayor cuantía son las de Nissan. La marca francesa concede créditos de hasta 12.000 euros para la adquisición de una vivienda propia y ofrece una ayuda de 180 euros mensuales a los trabajadores con cónyuge, pareja de hecho, hijos o tutelados disminuidos físicos o psíquicos.

lainformacion.com

91 total views, 0 views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master