El Banco Santander compra por un euro el Banco Popular

El Banco Santander ha comprado el 100 % del Banco Popular por un euro, una vez que el BCE constatara la inviabilidad de la entidad de manera independiente y en aras a garantizar la seguridad de los depositantes del Popular, informó el FROB y el propio Santander.

Así lo han informado hoy en sendos comunicados el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y el propio Santander, que añaden, según informa Efe, que la compra se produce después de un proceso competitivo organizado «en el marco de un esquema de resolución» adoptado por la Junta Única de Resolución europea y ejecutado por el FROB.

Como parte de la operación, el Santander tiene previsto realizar una ampliación de capital de aproximadamente 7.000 millones de euros que cubrirá el capital y las provisiones requeridas para reforzar el balance de Banco Popular.

Las actuales acciones del Banco Santander tendrán derecho de suscripción preferente en el aumento de capital que dice que «cuenta con compromisos para el aseguramiento por el total del referido importe».

La compra se produce después de que la entidad presidida por Emilio Saracho, cuyas cuentas están muy lastradas por los activos inmobiliarios, perdiera en bolsa más del 50 % de su valor en los últimos días y «sufriera un deterioro significativo en su posición de liquidez», según explica el BCE. Ayer había logrado contener la sangría de las últimas sesiones pero cerró nuevamente en rojo.

Accionistas y depositantes

Con la compra del Santander todos los accionistas del Popular pierden su participación en el banco y se garantiza que todos los depositantes mantienen su dinero en la entidad, dándose continuidad al negocio bancario.

Y es que como parte de la ejecución del mencionado dispositivo de resolución se han amortizado íntegramente las acciones del Banco Popular que había en circulación al cierre de ayer, así como las acciones resultantes de la conversión de los instrumentos de capital regulatorio emitidos por el Popular, según informa Efe.

También se ha producido la conversión de la totalidad de los instrumentos de capital regulatorio Tier 2 emitidos por Banco Popular en acciones de nueva emisión del propio banco, todas ellas adquiridas por Banco Santander por un precio de un euro.

Tras todas estas operaciones se espera que el impacto en el capital CET1 del Grupo Banco Santander sea «neutral», dice la entidad en su comunicado.

Cambio en el mapa financiero gallego

La venta del Popular al Santander alterará de forma notable el mapa financiero en Galicia, donde la entidad presidida por Emilio Saracho es hoy el segundo mayor operador en todos los parámetros: plantilla, red comercial y negocio. Sin olvidar a miles de pequeños accionistas, unos 60.000 antes de la última ampliación de capital, originarios en su mayoría del Pastor.

El Banco Popular, que en su día adquirió el Pastor, tiene 683.800 clientes en Galicia con una densa red de más de 200 oficinas, más de un millar de trabajadores y una cuota de mercado del 20 %. De hecho, es el principal banco de pymes, donde su negocio (más de 20.000 millones entre créditos y depósitos) es muy rentable.

El Banco Santander y el Popular tienen duplicidades en las oficinas en unos 110 ayuntamientos gallegos y ello supondrá un mayor impacto en cierres y reducción de plantilla para ajustar la operación.

Mensaje de Ana Botín

Ana Botín, presidenta del Banco Santander, ha dado esta mañana la «bienvenida a los clientes del Banco Popular, que pasan a formar parte del Grupo Santander». «Vamos a trabajar duro para ofrecerles el mejor servicio durante este periodo de transición y en el futuro», dice en el comunicado que ha enviado la entidad bancaria.

«El banco resultante de la integración de Santander y Popular fortalece la diversificación geográfica del grupo en un momento de mejora del ciclo tanto en España como en Portugal, lo que nos permitirá cumplir con todos nuestros compromisos con clientes y accionistas», destaca.

El Gobierno cree que la venta es una «buena salida»

Tras conocerse la noticia, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha afirmado esta mañana que la compra es una «buena salida para la entidad» y que se lleva a cabo «sin la utilización de recursos públicos».

«Es una buena salida para la entidad, dada la situación a la que había llegado en las últimas semanas, ya que implica la máxima protección a los depositantes y la continuidad de la actividad», señala De Guindos, según informa Efe.

La operación, añade, se lleva a cabo sin la utilización de recursos públicos y sin que se produzca «un eventual contagio entre riesgo soberano y bancario, como ocurrió en épocas pasadas».

lavozdeasturias.com

36 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master