Dos cortes de Vacum reciben la medalla de oro en el concurso mundial de carnes

Las carnes españolas de vaca vieja tienen ya un lugar de privilegio en la elite de las mejores viandas del mundo. Así lo ha demostrado la empresa Vacum, que hace unos días consiguió situar a dos sus cortes en lo más alto del podio del “mundial de chuletas” celebrado en el espacio The Magic Roundabout de la capital británica.

Res de raza casina, asturiana de procedencia y criada en libertad por Vacum

La calidad del ‘rib eye’ -un corte situado entre la séptima y décima costilla del animal, botín limitado a no más de ocho “ojos” por vacuno- y el solomillo de reses de raza casina (asturiana de montaña), sacrificadas con más de ocho años de edad, convenció al exigente jurado del World Steak Challenge, que tras catar una selección de las mejores carnes del planeta premió con la medalla de oro -el máximo galardón- a viandas procedentes de diez países: Australia (2), Brasil, Inglaterra (2), Finlandia, Irlanda (3), Irlanda del Norte (2), Polonia (2), Escocia, España (2) y Estados Unidos.

Chuletas con código QR

Las reses pastan en prados situados por encima de los 1.400 metros de altitud y su alimentación es cien por cien natural.

El oro obtenido por ambos cortes sin duda prestigia a las carnes de razas autóctonas españolas, y premia también la labor de Vacum, compañía que produce y distribuye carnes exclusivas y de calidad superior, con el sello ‘Iberico Beef’.

La empresa, fundada por José Rosell, está especializada en cortes obtenidos de vacas criadas en libertad, que pastan en prados situados por encima de los 1.400 m de altitud. La “calidad de vida” de estos animales, así como su alimentación, totalmente natural, determina la calidad de sus viandas, caracterizadas por su excelente infiltración de grasa, aromas herbáceos y rico sabor.

Las carnes de Vacum -que ya habían recibido una medalla de plata en el World Steak Challenge de 2016- son idóneas para largas maduraciones a través del sistema Dry aged, que permite controlar la temperatura y humedad durante todo el proceso de “añejamiento”.

Las reses viven más de ocho años en libertad, y su carne se madura a través del sistema Dry aged.

La empresa ganadera responsable de las carnes “campeonas” también ha innovado dotando a sus productos de un Beef Passport, que por medio de un código QR proporciona al consumidor final todos los detalles de la cadena de produccion de cada pieza: origen, nombre del ganadero, grado de maduración, alimentación, edad del animal en el momento del sacrificio… En síntesis, un “pasaporte” que los carnívoros más exigentes agradecen porque garantiza la calidad de las soñadas chuletas, chuletones, “ojos de bife” y demás objetos de deseo gourmet.

Su precio estimado es de 32 euros/kilo y puede adquirirse en el Mercado Central de Valencia.

expansion/com

51 total views, 1 views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master