Cómo reaccionar si se tropieza con un oso

Ayuntamientos de las comarcas oseras, oficinas de turismo y establecimientos hosteleros y hoteleros están empezando a recibir trípticos y carteles informativos con las pautas de comportamiento más adecuadas de cara a evitar encuentros con osos pardos en Asturias. La Fundación Oso de Asturias (FOA) es consciente del incremento del turismo de naturaleza, al que se suma el deseo de avistamiento de fauna salvaje. Estos dos factores, sumados al aumento de la población osera, han impulsado a la fundación a elaborar y distribuir de manera masiva un decálogo que recoge unas normas elementales para el caso de que se produzca un encuentro fortuito con alguno de estos animales. En total, se han lanzado 25.000 folletos

Esta iniciativa, que está patrocinada por la Fundación EDP, ha sido abordada de forma conjunta por el Gobierno del Principado, la Fundación Oso Asturias y la Fundación Oso Pardo, quienes durante esta primavera impartieron varias charlas en las zonas donde con mayor probabilidad pudieran producirse interacciones de estos animales con los habitantes, o visitantes ocasionales, de las mismas.

Los consejos

Las recomendaciones van dirigidas evitar el encuentro mediante el respeto de la señalización; el uso de caminos principales sin entrar nunca en los senderos marcados por la fauna; solicitar los servicios de empresas especializadas en avistamientos si se quiere ver osos en libertad; o no dejar nunca restos de comida ni basura en el monte para que los osos no confundan la zona con lugar de alimento.

A ello suman una serie de recomendaciones encaminadas a cómo actuar frente a un plantígrado. La primera de ellas es, cuando el oso aún no ha detectado la presencia humana, retirarse con tranquilidad, sin ruidos ni voces que lo puedan alterar. En caso de que el oso detecte al grupo, hay que hacerse notar hablando alto y con seguridad, sin dirigirse al animal. Si se trata de una osa con crías, aconsejan dejar espacio para que reúna a las mismas y huya.

Los 25.000 trípticos de esta tirada inicial recogen, junto al decálogo citado, consideraciones sobre la importancia medioambiental, pero también económica, de la existencia del oso pardo Cantábrico y su distribución será masiva, mientras que los carteles, en los que figura solamente el decálogo, están más destinados a establecimientos hoteleros y hosteleros y a su permanencia en el tiempo.

La iniciativa del Principado se suma a la que ya realizó el Ministerio de Medio Ambiente en enero de este año, con una guía práctica para el avistamiento de fauna salvaje, con especies como el oso. Buenas prácticas para la observación del oso, lobo y lince en España, así se llama la obra, accesible en la página web de la institución, que reúne un puñado de buenos consejos basados en la experiencia, en la gestión y en los conocimientos científicos. Reconoce las bondades del turismo de avistamiento y de naturaleza ya que permite dar a conocer la biodiversidad, desarrolla territorios y ayuda en la conservación. Pero también precisa que hay que organizarlo sin amenazar la superviviencia de los animales y con el menor impacto posible.

.lavozdeasturias.es

99 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master