Bruselas investiga a Nike, Sanrio y Universal por la venta de ‘merchandising’

Comisión Europea (CE) abrió hoy una investigación a las empresas Nike, Sanrio y Universal Studios para analizar si sus políticas de concesión de licencias y distribución para vender sus productos restringen ilegalmente su comercialización en los países de la Unión Europea (UE) y a través de internet.

El Ejecutivo comunitario analizará en concreto los acuerdos que estas compañías sellan con los fabricantes para producir y comercializar “merchandising”, es decir, productos que llevan impreso el logotipo de alguna de las marcas que gestionan estos grupos, dijo la CE en un comunicado.

“Vamos a examinar si las prácticas de licencia y distribución de estas tres compañías están impidiendo a los consumidores una mayor elección y mejores transacciones en el mercado único”, explicó la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.

La Comisión recordó que las estadounidenses Nike y Universal Studios y la japonesa Sanrio “gestionan los derechos de algunas de las marcas más famosas del mundo”.

Entre otras, la empresa especializada en deporte Nike tiene los derechos de la marca Fútbol Club Barcelona, Sanrio los de la mundialmente famosa “Hello Kitty”, y el estudio cinematográfico Universal Studios los de los dibujos animados “Minions” o “Gru, mi villano favorito”.

Bruselas ha abierto tres investigaciones individuales para determinar si las empresas imponen restricciones a los fabricantes a quienes ceden los derechos para vender sus productos de forma transfronteriza en la UE y también a través de internet.

Esto iría contra las normas europeas, que prohíben los acuerdos entre empresas o asociaciones de empresas que puedan impedir, restringir o distorsionar la competencia.

La Comisión afirmó que llevará a cabo la investigación en profundidad “como un asunto prioritario”, si bien recordó que las normas no fijan un plazo límite para resolver estos casos.

La actuación decidida hoy se suma a otras investigaciones comunitarias por posibles prácticas anticompetitivas en el comercio electrónico y transfronterizo, como la que afecta a la cadena hotelera española Meliá y a otros operadores turísticos por discriminar a los consumidores en función de su localización, o la abierta a la empresa textil Guess por sus prácticas de distribución.

Además, llega después de que las autoridades europeas realizasen un informe sobre el sector del comercio electrónico para el que estudiaron las prácticas de 1.900 compañías y unos 8.000 contratos de licencias y distribución.

cincodias.com

22 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master