San José y BBVA ponen fecha a la ‘Operación Chamartín’

La constructora gallega San José y BBVA ya ven la luz al final del túnel. Tras 25 años de debates, modificaciones y discrepancias entre las múltiples administraciones con competencias sobre la denominada Operación Chamartín, los promotores del mayor proyecto de regeneración urbana de Europa dan por hecho que tendrán todos los permisos antes de las próximas elecciones.

«Es perfectamente posible y esperable que se produzcan todas las aprobaciones administrativas antes de las elecciones; en ese sentido, todas las manifestaciones de las administraciones han sido positivas, y vamos a tener la oportunidad en el pleno del Ayuntamiento de Madrid, previsiblemente en febrero, según ha informado la alcaldesa, Manuela Carmena, de ver el voto unánime de los cuatro grandes grupos», aseguró Antonio Béjar, presidente de Distrito Castellana Norte, la sociedad creada por el grupo de Jacinto Rey y BBVA para desarrollar la Operación Chamartín.

La primera piedra, en 2020

El desarrollo contempla una actuación sobre 2,3 millones de metros cuadrados de superficie en los que se construirán 10.500 viviendas, el 20% de protección oficial, y se destinarán más de un millón y medio de metros cuadrados a oficinas. La solución permitirá cubrir las vías ferroviarias y conectar Chamartín con el norte de Madrid, bajo el compromiso de que tres cuartas partes de los terrenos se destinen a uso público.

Con estas magnitudes es “natural”, a juicio de Béjar, que surgieran dificultades para llegar a un consenso y que los “avatares políticos” estuvieran presentes en el proceso de tramitación. En declaraciones a Cope, el responsable de Distrito Castellana Norte aseguró que el plan congrega apoyos de tres administraciones y de los cuatro principales partidos en España, por lo que prevé que en 2020 pueda “colocarse la primera piedra” y comenzar con la construcción.

48414529 1133406926827699 3002612220749152256 o

Antonio Béjar cree que en 2020 se podrá poner la primera piedra de un proyecto que durará más de dos décadas y que convivirá con distintos gobiernos

Un proyecto de 20 años

“Hemos logrado superar en esta etapa dinámicas anteriores en las que todo el mundo quería hacer su Operación Chamartín. Esto ya no es un proyecto de una administración o de un partido, es un proyecto de la ciudad de Madrid con el apoyo transversal de las tres administraciones y de los cuatro grandes partidos políticos nacionales, junto a política de transparencia y participación ciudadana», apuntó Béjar.

El directivo recalcó que se trata de un proyecto “de 20 o 25 años”, por lo que «va a tener que convivir con todo tipo de gobiernos en los tres niveles de la administración, pero lo que está por encima es el carácter estratégico de este proyecto»

No es un proyecto inmutable, pero tiene el suficiente consenso

Béjar insistió en que «si todo va bien» en el 2020 se tendrá «la oportunidad de ver la primera piedra». «Empezaremos por donde antes se pueda empezar; es un proyecto con una dimensión muy importante, dividido en ámbitos independientes con complejidad distinta», apuntó. Si bien, lo primero que se deberá acometer serán las obras civiles.

Preguntado por un posible «blindaje» del proyecto para que permanezca inalterable pese a posibles cambios de gobierno, explicó que «una de las bases de ese consenso consiste en que el proyecto no vuelva a cambiar». Sin embargo admite que “el blindaje es algo que jurídicamente no existe en este país”, por lo que apeló a la “transparencia y participación” para que sea un desarrollo “válido, positivo y aceptado”.

economiadigital

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *