La ciclogénesis explosiva ‘Alex’ trae frío y lluvia a toda España

El mes de octubre se estrenará con un «cambio brusco» del tiempo que se prolongará durante todo el fin de semana y los primeros días de la próxima semana a consecuencia de una borrasca muy profunda bautizada como ‘Alex’ que afectará a la Península y Baleares con un «intenso» temporal de viento y oleaje, lluvias fuertes, acompañadas de tormenta y que serán persistentes en numerosas zonas y en forma de nieve en áreas de alta montaña; todo ello acompañado de un descenso acusado y generalizado de las temperaturas.

El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, ha informado a Europa Press que la situación es consecuencia de la formación de una borrasca este jueves en el Atlántico, al noroeste de Galicia, que se desplazará hacia el entorno del Canal de la Mancha y donde llegará el viernes por la mañana. En Catalunya, informa el Meteocat, las lluvias serán generalizadas este viernes.

Divendres el pas d’un front deixarà pluja arreu amb un descens de la temperatura marcat. Dissabte hi haurà menys núvols en general, si bé la temperatura es mantindrà baixa. pic.twitter.com/7tQN3GUPfa— Meteocat (@meteocat) September 30, 2020

Mientras la borrasca se desplaza hacia esa zona, sufrirá una rápida intensificación que se conoce como «ciclogénesis explosiva» ya que la presión atmosférica en su centro descenderá más de 12 hectopascales en doce horas, que es el límite estimado para hablar de este tipo de procesos. En concreto, Del Campo ha subrayado que ‘Alex’ es una borrasca profunda que se intensifica por el proceso de ciclogénesis explosiva y causará un temporal intenso.

En concreto, ha indicado que «los primeros efectos» se empezarán a notar desde este mismo jueves, pero previamente un sistema frontal atravesará la Península desde el noroeste al sureste y dará lugar a la entrada de aire procedente del Atlántico norte «más frío e inestable» que el de este ‘veranillo de San Miguel o del Membrillo’ que está dejando temperaturas más altas de lo normal para la época.

Una joven bajo la lluvia en plaza Catalunya de Barcelona, en una imagen de archivo.

El portavoz pronostica que desde primeras horas del jueves lloverá en Galicia, con intensidad, y en las comunidades cantábricas y después se extenderán esas precipitaciones a Pirineos y al nordeste de Catalunya, donde podrán producirse tormentas.

En el resto de la mitad norte y en la zona centro también lloverá y puede haber también lluvias y chubascos en los sistemas Central e Ibérico. Los vientos soplarán fuertes de componente oeste en el área cantábrica, donde podría haber incluso rachas muy fuertes superiores a los 80 o 90 kilómetros por hora, igual que en el área de Alborán. En Canarias, este jueves soplarán vientos alisios que serán localmente intensos y lluvias en el norte de las islas más montañosas.

Caída de las temperaturas

No obstante, ha advertido de que hoy mismo, lo más destacado será el descenso de las temperaturas, que caerán entre 6 y 8 grados centígrados en puntos de los tercios norte y oeste peninsular. Por el contrario, en el litoral mediterráneo y en el interior de la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia subirán las temperaturas y podrían incluso superar los 34 grados centígrados en el interior de esas áreas, mientras que en Galicia y las comunidades cantábricas no se superarán los 17 a 19 grados centígrados de máxima.

Del Campo ha advertido de que el viernes será una jornada «complicada» porque el centro de la profunda borrasca ya se habrá situado sobre el Canal de la Mancha desde donde ejercerá su influencia sobre la Península y Baleares y enviará un nuevo sistema frontal que provocara precipitaciones generalizadas. «Lloverá prácticamente en todas las regiones, salvo en los litorales de Murcia y Almería, donde si lo hace será de manera muy débil», ha añadido.

El viernes

Las temperaturas el viernes seguirán bajando de modo que los valores más bajos del día se producirán al final del día. La bajada térmica será «generalizada y notable» de hasta 8 o 10 grados centígrados respecto al jueves.

En la meseta norte norte y en buena parte del interior de la mitad este peninsular habrá heladas a últimas horas del día en zonas de montaña y en general los termómetros quedarán entre 9 y 12 grados por debajo de los de este miércoles, último día del veranillo de San Miguel.

Del Campo ha añadido que en buena parte del interior de la mitad norte, las temperaturas estarán entre los 14 y los 18ºC y en general se hablará de valores entre 3 y 5 grados centígrados por debajo de lo normal para la época e incluso entre 5 y 10 grados menos en puntos del tercio norte.

«Con estas temperaturas tan bajas, no es de extrañar que aparezca la nieve en zonas de montaña de la mitad norte al final del día a cotas superiores tan sólo 1.200 a 1.400 metros», ha agregado.

Vientos

Otro fenómeno adverso que afectará el viernes serán los vientos vientos intensos del noroeste, que soplarán fuertes en la mayor parte de la Península y las rachas pueden ser muy fuertes también de manera generalizada, es decir que superarán los 70 kilómetros por hora e icluso los 80 a 90 kilómetros por hora en amplias zonas y en puntos elevados.

En cuanto al fin de semana, ha adelantado que el sábado las lluvias ya serán menos abundantes y afectarán sobre todo al extremo norte, aunque también podría hacerlo de forma más aislada en puntos de montaña del norte y del centro de la Península.

elperiodico

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *