¿Es Bershka un fracaso? El dilema que sufre la marca más ‘low cost’ de Inditex

Bershka crece menos pero es un éxito entre los jóvenes. / EP

La Infanta Sofía destacó el pasado martes en la visita de la Familia Real a Barcelona con motivo de los premios Princesa de Girona con un estupendo ‘outfit’ formado por un pantalón de color gris tipo ‘baggy’ y un jersey de rayas grises y blancas. Este ‘look’ sirvió para que supiéramos que la hija pequeña de los Reyes viste también de una de las marcas que más encandila a los adolescentes, Bershka, pues su pantalón pertenecía a esta firma.  

Se trata de la firma más ‘low cost’ del imperio Inditex. Su intrincado nombre hace que muchas personas la pronuncien de forma incorrecta, cambiando de lugar las letras que lo componen. Es la más reciente del grupo, porque nació en 199, con el objetivo de llegar al público más joven -principalmente adolescentes- con unos precios todavía más bajos de lo habitual en el gigante de la moda.

Letizia

Sofía estrenó unos pantalones grises de Bershka en Barcelona. / EP

La cadena se ha situado por detrás de Zara, el gran baluarte de Inditex, en cuanto al peso de su facturación dentro del grupo, suponiendo en 2018 el 8,5% del total -solo las ventas de Zara son casi el 70%-, si bien esa fuerza que ha tomado ha provocado que el pasado año el crecimiento de la compañía se viera frenado, pues su facturación solo aumentó un 0,5%, haciendo que los ingresos de Inditex se cerraran en el 3% frente al 9% de 2017, quedando en un aumento de 26.145 millones de euros.

Una situación que ha provocado que algunos empiecen a hablar de «fracaso» después de que haya sido superada por rivales como Primark, cuyas ventas en España aumentaron en 2018 un 5%, hasta los 1.500 millones. Y es que la ‘pequeña’ de la familia Inditex compite directamente con la ‘low cost’ irlandesa, ya que los precios de Bershka son los más bajos del grupo. Por ejemplo, es posible hacerse con un pantalón por unos 12 euros o con un abrigo por algo más de 30. Cifras que en Zara, Massimo Dutti, Uterqüe o también en Stradivarius son más elevadas.

La marca va dirigida a jóvenes, principalmente, de ahí que los precios sean más bajos y accesibles para este público. Si bien en los últimos años han cambiado el concepto y se van abriendo a un target más adulto, con dos colecciones diferentes: BSK, para los más jóvenes, y Bershka para más mayores. 

Pero si la política de precios ya es baja, hace un tiempo introdujeron una serie de rebajas permanentes en tienda, gracias a las cuales durante todo el año se pueden comprar prendas con descuentos de hasta un 30% o 40%. Y no se trata de ropa de otros años o temporadas; es ropa acorde con cada época. Si bien el hecho de tener estas ofertas hace que, evidentemente, los márgenes de la firma bajen, y aunque venda más productos, gane menos. Por ello, su evolución preocupa a analistas y expertos, pues su frenazo puede tener impacto en Inditex.

Mayor furor entre rostros conocidos

Lo paradójico de esta situación es que, mientras sus ingresos se estancan, su popularidad crece. El hecho de que la Infanta Sofía vistiera su ropa lo demuestra, pues es la primera vez que el armario de las hijas de los Reyes se abre a esta firma del grupo gallego, pues siempre se habían decantado por Zara o Massimo Dutti.

Pero antes de la Infanta, otros rostros conocidos han elegido Bershka en los últimos meses. De hecho, acaba de lanzar una colección con la estadounidense Billie Eilish, la cantante del momento y un icono de las nuevas generaciones.  

Una de las últimas en sumarse al fenómeno ha sido Dulceida, la influencer más destacada de España, que hace unos días mostró varias prendas de la firma en Instagram a pesar de que acaba de estrenar colección con Primark, su rival directo. Incluso influencers enfocadas en el lujo como Marta Carriedo han lucido prendas de Bershka, lo que da idea de hasta qué punto está calando en redes sociales la marca, cuyos diseños y calidad han mejorado considerablemente en estos años.

Pero, como resaltábamos, esta popularidad no se traduce en más ingresos. Por lo menos el pasado año. Habrá que esperar al cierre de este 2019 para ver si la marca ha recuperado el rumbo que hace un par de ejercicios le hizo ser la gran promesa de Inditex y la ‘niña bonita’.

lainformacion

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *