Los Wallenberg planean cubrir de fibra óptica el resto de España

Compran la operadora Adamo para desplegar un millón de hogares con fibra en nuestro país en poblaciones pequeñas.

EQT, un fondo de capital riesgo sueco liderado por la familia Wallenberg, el clan empresarial más importante de Suecia -a través de su fondo Investor son los primeros accionistas de grupos como Ericsson, Electrolux, AstraZeneca, ABB o Saab Scania- ha tomado el control del 80% de Adamo, un pequeño operador de telecomunicaciones español, con el objetivo de convertirse en un operador alternativo de fibra óptica que cubra poblaciones pequeñas en las que aún no está previsto contar con esta tecnología, la más avanzada actualmente para las comunicaciones fijas.

EQT tomó el control del 80% de Adamo el pasado febrero -el 20% restante está en manos del equipo directivo- y ha llegado a un acuerdo con Ibiocom, un grupo cántabro para iniciar el proyecto en esta comunidad autónoma. El plan para desplegar fibra en Cantabria es el más inmediato y el más ambicioso por el momento, ya que pretende cubrir con fibra óptica alrededor de 200.000 hogares en la región, en un plazo de tres años, pero la ambición del grupo va más allá, puesto que sus planes contemplan cubrir con fibra alrededor de un millón de unidades inmobiliarias en toda España, siempre con la premisa de cubrir poblaciones medianas y pequeñas en las que no existan otros operadores, según desveló esta mañana el presidente de Adamo, Johan Andsjo, el ex CEO de Yoigo. El plan de Adamo en España es ser, también, un operador neutro. Es decir, que además de comercializar directamente sus propuestas comerciales con sus tarifas, también está abierto a ofrecer sus despliegues a otros operadores para que las usen por medio de un alquiler.

El proyecto de Cantabria ha sido presentado esta mañana en Santander, y ha contado con la presencia del presidente de la comunidad autónoma, Miguel Angel Revilla, lo que da una muestra de la importancia que otorga la comunidad autónoma al proyecto a pesar de que no aporta ni un euro de dinero público. El plan para Cantabria, que supone una inversión de 40 millones de euros, contempla cubrir con fibra todos los municipios de la comunidad excepto Santander y Torrelavega, que ya cuentan con una fuerte presencia de otros operadores como Vodafone-Ono, Telefónica y Orange.

Para el proyecto de Cantabria, Adamo se ha asociado con Ibiocom, un pequeño grupo que tenía ya planificado el despliegue y que aporta, además, un elemento fundamental: un contrato con la empresa eléctrica Viesgo, que permitirá a Adamo utilizar las canalizaciones y conductos para acelerar el despliegue. De hecho, Francisco Martín, el consejero de Industria de la comunidad cántabra señaló que con este proyecto “donde llega la luz, llegará la fibra óptica”.

EQT se ha rodeado de conocidos directivos del sector de telecomunicaciones en España para darle más entidad. Así, entre el 20% del capital que ha retenido el equipo directivo, una parte está controlada por Johan Andsjo, el ex consejero delegado de Yoigo así como por Luis del Pozo, ex director de márketing de Jazztel y de Orange.

Adamo ya estaba presente en el mercado español con unos despliegues modestos en algunas zonas como Asturias, Cataluña, Madrid y Andalucía, en las que, en total, tiene cubiertas unas 140.000 unidades inmobiliarias. Por su parte, EQT, el fondo sueco, es uno de los fondos más importantes de Suecia, puesto que ha captado más de 36.000 millones de euros desde su creación en 1994. Actualmente, está invertido en 150 empresas, de las cuales, una buena parte son de tecnología. De hecho, ocho de las firmas en las que tiene participaciones están especializadas en fibra óptica y cuenta con una empresa en Suecia, IP Only, con el mismo objetivo que Adamo en España, llevar la fibra óptica a zonas en las que actualmente no existe este tipo de cobertura.

Además de Adamo, EQT tiene ya otra inversión en España, el grupo Islalink, que explota un cable submarino entre Valencia y Baleares.

Acuerdo con MasMovil

La oferta comercial de Adamo en Cantabria será similar a la que mantiene en el resto de España: ofrece un acceso con mil megabits de velocidad por 35 euros, y si se añade una línea móvil -el grupo tiene un acuerdo con MasMovil para usar su servicio de telefonía móvil- el precio llega a 49 euros con un giga de datos y llamadas ilimitadas y hasta 54 euros si el móvil tiene un bono de 4 gigas.

expansion.com

86 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master