Los e-sports superarán en audiencia a los grandes deportes tradicionales en pocos años

Si hay un sector en crecimiento potencial, cuyo futuro es más que suculento, ese es el de los e-sports. Aunque su expansión no está siendo del todo global, en Asia ha conseguido audiencias superiores a las de la final de la NBA. Pero, ¿qué son los e-sports?

Los e-sports son torneos de videojuegos que se celebran en locales, que van desde naves con buena capacidad hasta auténticos estadios que se llenan. Ciudades como Seúl, Berlín, Nueva York y Madrid ya han acogido eventos como estos. En realidad, la práctica es muy sencilla: los jugadores compiten entre ellos en un videojuego. La competición más popular es la del fútbol. Los jugadores compiten entre ellos jugando al futbol, pero, eso sí, con los joysticks y sin necesidad de tener que correr detrás del balón. Se trata, pues, de una competición creada para los amantes de los videojuegos.

Aunque puede parecer algo muy novedoso, más de 300 millones de personas siguen de forma habitual estas competiciones. De hecho, a veces consiguen reunir a más gente que el propio deporte tradicional. Por ejemplo, la final del Mundial de League of Legends alcanzó los 75 millones de espectadores en 2017, más que la última final de la NBA en Estados Unidos.

Esta es una pregunta que genera cierta controversia, pero los gobiernos estadounidense y alemán reconocen a los jugadores de videojuegos profesionales como atletas y el Comité Olímpico Coreano ha concedido el rango de deporte olímpico a los e-sports. Tanto el ajedrez como el póker también se reconocen como deportes y, debido a eso, este nuevo fenómeno de masas también se considera dentro del ámbito del deporte.

Unas cifras que asustan

Cuando la revista ESPN, una de las publicaciones deportivas más importantes del mundo, sacó en portada a la estrella de los e-sport Tyler ‘Ninja’ Blevins algo cambió. Por primera vez un youtuber que emitía en directo sus partidas en Fornite y que es una de las estrellas de los e-sport salía en una publicación por la que han pasado los astros más conocidos del mundo del deporte.

Este tipo de competiciones tienen, a nivel mundial, 167 millones de espectadores al mes. Con esta simple, pero no pequeña, cifra, los e-sports ya están en camino de superar la audiencia de los partidos de la liga americana de baseball (la Major League Baseball) y de la liga de hockey sobre hielo de EEUU (la National Hockey League).

Goldman Sachs va más allá. El crecimiento de la audiencia de los deportes electrónicos no va a tener freno, de manera que calculan que en 2022 habrá alcanzado o superado la audiencia de la liga de rugby americano (la National Football League). Eso querrá decir que, en cuatro años, las competiciones de e-sports tendrán más de 300 millones de espectadores.

En términos de facturación, Newzoo estima que el universo de los e-sports pasará de los 906 millones de dólares facturados en 2018 a los 1.700 millones en 2021. Un crecimiento más que destacable en tres años. Si bien aún le situará lejos de las cifras que manejan las grandes propiedades del deporte tradicional. De hecho, es una cifra incluso inferior a lo que obtiene únicamente por televisión la Ligue-1, la menor de las cinco grandes ligas europeas de fútbol. Aunque, Goldman Sachs va, de nuevo, más allá y sitúa en 3.000 millones de dólares de facturación para 2022 en el conjunto total de los e-sports.

Cabe especificar que dentro de los e-sports hay multitud de torneos y categorías. Torneos de fútbol, de baloncesto, pero también de Fornite o de otros videojuegos. Por eso, cuando se habla de este sector se engloban dentro todos los torneos, aunque en el futuro cada uno tendrá su propia denominación y competición particular como ocurre con la Champions League, la NBA o la NFL.

Estrellas millonarias

Aunque en Europa no es tan frecuente, en Asia los jugadores de los e-sports son auténticas estrellas como Cristiano Ronaldo o Messi. De hecho, tienen legiones de fans que les esperan en los aeropuertos y en las entradas de los torneos para pedirles una fotografía. Uno de los jugadores más conocidos es Lee Sang-Hywok, más conocido como Faker. Este joven de 21 años lleva jugando desde 2013 y es doble campeón del mundo de LoL. Sus méritos le han llevado a amasar 1 millón de euros en cinco años.

libremercado

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *