Las grandes telecos se dan una tregua en la guerra de rebajas a la espera del fútbol

Llega una particular tregua en la guerra de descuentos de las telecos. Las grandes operadoras españolas han levantado el pie del acelerador. Han desaparecido las duras rebajas del año pasado. Orange sigue siendo la más agresiva, mientras Telefónica mantiene recortes de precio muy selectivos. Vodafone acaba de estrenar sus nuevas tarifas ilimitadas de datos. Todo está a la espera de un nuevo verano marcado por el fútbol.

Orange es la única que mantiene un perfil algo más agresivo que el resto. En los principales paquetes convergentes con fibra, móvil y televisión tiene descuentos entre el 40% y el 50% durante tres meses, muy lejos de los que se vivieron de los que se llevaron a cabo el pasado verano, que se alargaban durante un año.

La excepción a esta ‘suavidad’ en los recortes de precio hay que encontrarla en su tarifa que premia el consumo de datos (con 30Gb). Ésta se reduce en un 60% durante los primeros seis meses (es decir, un 30% si se reparte el efecto en todo el primer año). ¿La razón de este movimiento? Coincide con el lanzamiento de las tarifas ilimitadas de datos de Vodafone. Se trata de un movimiento defensivo.

Vodafone

Mira tambiénVodafone se agarra a los datos ilimitados en sus tarifas tras la guerra de precios

Telefónica también demuestra cierta tibieza en las propuestas comerciales. Sólo ha promocionado dos de sus tarifas, con rebajas de entre el 30 y el 40% pero durante los tres primeros meses. El resto de tarifas, que fueron reformuladas totalmente a finales del año pasado con incrementos de precio (y de servicios) en algunos de los paquetes, se mantienen intactas. “Lo que estamos viendo demuestra un mercado más racional; el mercado está más frío”, apuntaba el pasado mes de enero el consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá.

Vodafone, a la espera de su nueva tarifa

Uno de los actores más belicosos durante los últimos trimestres ha sido Vodafone. Más por una posición defensiva, evitando la fuga de clientes (sobre todo de fútbol). Ahora, la compañía ha decidido cambiar de estrategia y dar un giro novedoso y arriesgado. Primero con una televisión opcional y paquetizada, con la que en la práctica hay una subida de precios para quien quiera formar la antigua ‘Vodafone TV Total’. Y después con unas tarifas ilimitadas de datos, que implican también un incremento significativo del coste para los clientes.

“No vamos a hacer un planteamiento de promociones”, advertía Ignacio García-Legaz, responsable de la división en la operadora, durante la presentación de la nueva configuración. ¿Y el resto? El ‘jefe’ del área residencial, Andrés Vicente, trató de sacudirse esa política de descuentos. Queda por ver cómo evoluciona el mercado para comprobar si la competencia le obliga a sacar la tijera.

Másmóvil, por su parte, sigue a lo suyo. La única reacción que ha se ha vivido en el grupo hay que encontrarla en Yoigo: recortan un 25% el precio de su paquete convergente con datos ilimitados durante los tres primeros meses. Se trata de otro movimiento defensivo, al igual que sucediera con Orange, tras el paso dado por Vodafone. ¿En las demás? Recortes discretos de entre el 10% y el 15%. En Másmóvil, se repite la historia. Rebajas, pero sin grandes estridencias.

El fútbol como termómetro

Todo el mercado está a la espera del fútbol y la renovación del próximo verano. Hay una circunstancia que va a ser clave: Vodafone sigue teniendo decenas de miles de clientes (300.000 a finales del año pasado) que disfrutan de los contenidos del ‘deporte rey’ que hoy por hoy tiene la operadora británica. Si no hay cambios de estrategia de última hora, no renovará esos contratos por lo que con toda seguridad habrá nuevos intentos de Telefónica y Orange por quedarse con ellos, como sucediera un año atrás.

Al más que probable ‘Todos contra Vodafone’ hay que sumar el aterrizaje en el mercado de Dazn. El servicio de streaming para contenidos deportivos ya se hizo con los derechos de la Premier y MotoGP y su objetivo es comprar los de La Liga y la Champions a Telefónica. Su irrupción implicaría más competencia en el sector. ¿Qué haría Vodafone? Estaría encantada de que hubiera más oferta que podría erosionar a sus competidores. Pero García-Legaz lo dejó claro: “No tenemos de hacer una oferta conjunta con ellos (Dazn); no sabemos cuáles son sus planes con el fútbol y las limitaciones con ofertas cruzadas de oferta mayorista”

Los cuatro grandes grupos aguardan al fútbol y el verano para tomar posiciones. Todos han repetido en el pasado que quieren huir de un escenario de fuerte competencia en precio, mientras seguían aprobando descuentos para evitar la huida. Tras esa guerra, ha llegado la calma tensa al sector… por ahora.

lainformacion.com

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *