Ikea planta cara a Tesla: presenta su propio sistema de baterías para el hogar

Además del nuevo Model 3, el negocio de Tesla también se ha orientado hacia las baterías para el hogar, bautizadas como Powerwall, sin embargo, la compañía de Elon Musk tendrá que hacer frente a la competencia de un gigante de la distribución: Ikea.

La compañía sueca ha extendido su alianza con Solarcentury, uno de los mayores distribuidores de este tipo de almacenamiento energético de Reino Unido, para llevar sus sistema de paneles solares y baterías para el hogar a sus tiendas.

Ikea ya firmó un acuerdo con la compañía británica para comenzar a instalar paneles solares en los hogares, sin embargo, ahora se ha extendido el acuerdo al poder disponer de baterías que almacenan la energía, del mismo modo que hace la PowerWall de Tesla.

Según explica Wired, el sistema de placas solares y batería de Ikea parte desde las 3.000 libras (unos 3.350 euros), que ya varían en función del tipo de tejado, instalación, etc. lo que le hace más atractivo que el sistema equivalente de Tesla, que arranca en las 5.000 libras (unos 5.600 euros).

Ikea argumenta que con la instalación de este tipo de soluciones los usuarios podrán -además de adoptar un compromiso medioambiental- ahorrar unos 625 euros anuales en su factura energética.

Este paso hacia la optimización energética inteligente en el hogar no es nuevo de Ikea. Hace unos meses la compañía lanzó unas bombillas inteligentes contra gigantes de la industria como Philips.

Tras fracasar su primera incursión solar

No es la primera vez que Ikea trata de desarrollar el negocio de las placas solares en Reino Unido. En 2015 Ikea rompió un acuerdo con el fabricante de paneles solares fotovoltaicos chino Hanergy Thin Film, después de que la compañía resultase implicada en una investigación del regulador del mercado en Hong Kong, lo que podría haberle impedido llevar a cabo sus planes para liderar el mercado solar doméstico.

El proyecto piloto de su desarrollo de negocio solar comenzó en 2013, cuando Ikea logró instalar la tecnología de la compañía china para suministrar a su tienda de Lakeside, al este de Londres.

Tras el fiasco con la compañía china, Ikea finalmente se fijó en las posibilidades que tenía Solarcentury para su plan de crecimiento en Reino Unido y selló una alianza con la compañía británica.

eleconomista.com

33 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master