La OMS quiere más I+D para acabar con la resistencia de las ‘superbacterias’

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reclamó más investigaciones para poder tener soluciones terapéuticas a las bacterias más resistentes y publicó la primera lista con las doce familias más complicadas para los tratamientos actuales y contra las que es urgente desarrollar nuevos antibióticos debido a su peligrosidad. El riesgo para la salud es incluso «crítico» en el caso de tres familias de bacterias, resistentes incluso a los antibióticos más recientes y causantes de la mayoría de infecciones en los centros hospitalarios.

Los llamados «patógenos prioritarios» provocan infecciones en la sangre, los pulmones, el cerebro y también el tracto urinario, que pueden ser mortales. «La resistencia a los antibióticos está creciendo y nos estamos quedando rápidamente sin opciones de tratamiento», dijo Marie-Paule Kieny, asistente del director general de la OMS. Las bacterias fueron seleccionadas, entre otros criterios, según el grado de severidad de las infecciones que causan, la facilidad con que se propagan y cuántos antibióticos eficaces quedan para hacerles frente.

La lista está dividida en tres categorías, según su prioridad: crítica, alta y media. La primera incluye ‘superbacterias’ resistentes a los antibióticos carbapenémicos, un recurso de última oportunidad para las infecciones potencialmente mortales que a menudo se propagan en los hospitales, asilos y entre pacientes que necesitan respiradores y catéteres. En enero, una mujer estadounidense murió debido a una infección resistente a los 27 antibióticos disponibles, causada por el germen. La segunda y tercera categorías incluyen bacterias que causan enfermedades «más comunes», como gonorrea y salmonela.

La lista será examinada junto a expertos en materia de salud del G20, reunidos en Berlín esta semana. «Los nuevos antibióticos contra esta lista prioritaria de patógenos ayudarán a reducir el número de muertes debido a las infecciones resistentes en el mundo», dijo Evelina Tacconelli, de la Universidad de Tuebingen, en Alemania. En septiembre, un estudio británico alertó que las bacterias resistentes podrían «matar a hasta diez millones de personas por año de aquí a 2050, es decir, a tantas como el cáncer». En la lista de la OMS no se incluyó la tuberculosis porque ya existen programas de financiación para desarrollar nuevos antibióticos, afirmó la organización.

La agencia de la ONU advirtió con anterioridad de que si no se actúa, el mundo está abocado a una era de «posantibióticos», en la que infecciones comunes y pequeñas heridas volverán a ser mortales. Las bacterias pueden volverse resistentes cuando el paciente no toma correctamente los antibióticos. Estas infectan mediante el contacto directo con otras personas, los animales, el agua y el aire. Cuando los antibióticos más usuales no funcionan, se recurre a otros tratamientos más caros y largos, que a menudo requieren la hospitalización.

La lista de la OMS

Prioridad 1: CRÍTICA

1. Acinetobacter baumannii, resistente a los carbapenémicos.

2. Pseudomonas aeruginosa, resistente a los carbapenémicos.

3. Enterobacteriaceae, resistentes a los carbapenémicos, productoras de ESBL.

Prioridad 2: ELEVADA

4. Enterococcus faecium, resistente a la vancomicina.

5. Staphylococcus aureus, resistente a la meticilina, con sensibilidad intermedia y resistencia a la vancomicina.

6. Helicobacter pylori, resistente a la claritromicina.

7. Campylobacter spp., resistente a las fluoroquinolonas.

8. Salmonellae, resistentes a las fluoroquinolonas.

9. Neisseria gonorrhoeae, resistente a la cefalosporina, resistente a las fluoroquinolonas.

Prioridad 3: MEDIA

10. Streptococcus pneumoniae, sin sensibilidad a la penicilina.

11. Haemophilus influenzae, resistente a la ampicilina.

12. Shigella spp., resistente a las fluoroquinolonas.

laverdad.es/

44 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master