Kevin Grow, un joven NBA con Síndrome de Down ficha por los Harlem Globetrotters.VIDEO

  • Kevin Grow

 

El deporte sigue ilusionando cada días a millones de jóvenes que se ven reflejados en sus ídolos e intentan alcanzar sus sueños por imposibles que parezcan. A veces se consigue en dos minutos, como ha conseguido Kevin Grow. Se trata de un chico de 18 años que nació con Síndrome de Down en Pennsylvania.

Su vida siempre ha estado ligada al baloncesto, su amor y dedicación al deporte rey en Estados Unidos se desarrolló en los últimos cuatro años en la universidad donde estudia, el Bensalem High School. Formaba parte del cuerpo técnico del equipo. No se perdía ni un solo entrenamiento, aunque sabía que nunca jugaría un partido. Pero en el deporte, todo puede ocurrir. El entrenador decidió premiar su esfuerzo dándole unos minutos de cancha durante un partido.

La respuesta de Kevin Grow fue excelente. En la primera jugada, los jugadores del Neshaminy High School dejaron que se acercara al aro para anotar una canasta, ante el júbilo de aficionados y compañeros. El chico regresó al banquillo para descansar.

Pero su gesta no quedó ahí. Con la confianza por las ‘nubes’ y en menos de dos minutos de juego, lanzó cinco triples de los que encestó cuatro. 14 puntos, toda una gesta para un chico con Síndrome de Down que quedó grabada en vídeo para el disfrute de todos los aficionados al baloncesto.

En Internet se convirtió en todo un fenómeno social, lo que le sirvió para cumplir algo más que un sueño: firmar un contrato con un equipo de la NBA. Los Philadelphia 76ers cumplieron con todos los trámites legales y el joven Kevin Grow firmó un contraro oficial por dos días.

48 horas en las que vivió como un verdadero NBA, con un entrenamiento a las órdenes de Brett Brown, gimnasio, traslados y el ‘subidón’ final, un partido ante los Cleveland Cavaliers. Kevin acompañó al equipo en el vestuario, participó en la ronda de calentamiento y fue recibido como una estrella por el ‘speaker’ y la afición.

Con las luces apagadas y bajo una enorme expectación, por la megafonía se escuchó un emocinante: «Y con el número 33… ¡Kevin Grow!». El Wells Fargo Center se puso en pie para recibir al nuevo ídolo.

Kevin volvió con sus compañeros del Bensalem High School. Todo había terminado…. o no. Cinco días después recibió una nueva llamada, ¡la de los Harlem Globetrotters! Los ‘magos’ del balón quieren que el joven Grow sea su gran estrella en el próximo partido que disputen en Filadelfia.

A diferencia al partido de la NBA, donde no llegó a debutar, los Harlem Globetrotters quieren que participen como especialista en el juego exterior y tendrá la oportunidad de brillar ante todo el mundo durante el último cuarto del partido de exhibición. Un merecido premio a la corta, pero intensa, etapa de Kevin como jugador de baloncesto

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *