El sexo oral multiplica por ocho los cánceres de boca y garganta en España

Los cánceres de boca y garganta provocados por la práctica del sexo oral están creciendo de forma exagerada. «Una mayor promiscuidad, la práctica de actividades de riesgo sexual con más personas y las relaciones bucogenitales» están propiciando una ola de tumores orofaringeos que se está cebando en Estados Unidos y el norte de Europa, pero de la que no queda ajeno nuestro entorno. En Dinamarca se vive una «auténtica epidemia», según se puso de manifiesto este lunes en el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica que se celebra en Barcelona. Allí, un 60% de los nuevos casos de cáncer bucal se debe al sexo de riesgo. En España, la situación no es tan alarmante, pero sí empieza a preocupar. El número de casos se ha multiplicado por ocho en el último lustro para situarse en el 8%; un porcentaje que en Euskadi resulta incluso algo más elevado.

La vacuna está cerca

«Estoy convencido de que más pronto que tarde aparecerá una vacuna contra el virus del papiloma humano que protegerá a los adultos frente al riesgo de este cáncer. Entretanto, sólo queda tomar las medidas profilácticas que se sabe que funcionan», advirtió el jefe de Oncología Médica del hospital de Cruces, Guillermo López Vivanco, que participó este lunes en la sesión inaugural del simposio de Barcelona. Tradicionalmente, según explicó, el cáncer orofaringeo estaba más ligado al consumo de alcohol y tabaco y se daba, por regla general, en las personas mayores de 50 años, especialmente a partir de los 60. La aparición de afectados cada vez más jóvenes llevó a distintos grupos de investigación a buscar la causa de este nuevo fenómeno. Todos ellos apuntan desde hace un tiempo en la misma dirección.

Los tumores que aparecen a causa del sexo oral suelen brotar en la zona orofaringea, generalmente en la lengua o las cuerdas vocales, del miembro de la pareja que da placer. Lo desencadena un virus -el del papiloma humano (VPH)- que se transmite por vía sexual, tanto por vía genital, anal como por la boca.

Los grupos de riesgo

En Euskadi alcohol y tabaco siguen siendo las principales causas que lo desencadenan. El 75% de los casos están ligados con el consumo de ambas drogas. Pero los expertos alertan de que el número de diagnósticos relacionados con felaciones y ‘cunnilingus’ va en aumento, de forma paralela al incremento de las infecciones de transmisión sexual, especialmente la sífilis y la gonorrea.

Osakidetza registra cada año entre 22 y 24 nuevos casos de este tipo de tumores por cada 100.000 habitantes, lo que supone en números redondos unos 480. Un 8%, a lo sumo el 10% de ellos estarían directamente ligados al sexo oral, según detalla el catedrático de Estomatología de la Universidad del País Vasco José Manuel Aguirre. El simposio internacional Avances en Cáncer Oral, celebrado el pasado julio en Bilbao, llamó precisamente la atención sobre este aspecto al constatar que el País Vasco figura entre las zonas de Europa donde con mayor frecuencia se detecta este tipo de tumor. «Por fortuna, la supervivencia en cáncer orofaringeo es mayor que en cáncer oral, del 85% frente al 52%. Las revisiones periódicas son la mejor forma de prevenir ambos», detalla Aguirre.

Los expertos consultados coinciden en que el sexo oral forma parte de una relación sexual sana y recuerdan que, por regla general, este tipo de cáncer se da en personas con una actividad más intensa y sistemas de defensas más deprimidos. No obstante, nadie está libre de riesgo. La vacunación de las niñas en la adolescencia y el uso de medidas profilácticas suponen, hoy por hoy, las mejores formas de prevención. «La vida -reflexiona López-Vivanco- es un riesgo continuo. El helado más sano es el polo de hielo, pero preferimos el de crema. Es más sabroso, aunque tiene más calorías y por tanto más riesgos».

http://www.elcorreo.com/bizkaia/sociedad/salud/201409/30/sexo-oral-multiplica-ocho-20140930201645.html

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *