Científicos alertan del peligro de transmisión del coronavirus al hablar en espacios cerrados

Los estornudos y la tos no son los únicos medios para transmitir el coronavirus. Un estudio que se acaba de publicar en la revista « Proceedings of the National Academy of Sciences» (PNAS) ha concluido que mantener una conversación en un espacio cerrado conlleva un «riesgo sustancial» de transmitir el SARS-CoV-2. Los investigadores han estimado que un minuto de conversación genera 1.000 gotas cargadas de virus, capaces de permanecer suspendidas de ocho a 14 minutos en espacios cerrados.

Los científicos, encabezados por Philip Anfinrud, investigador en el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH), han concluido, por tanto, que las gotas producidas al hablar podrían ser un importante modo de contagio de la COVID-19.

En un reciente estudio emplearon un láser de alta sensibilidad para visualizar las gotas producidas al hablar, y llegaron a detectar que se producían de 1.000 a 10.000 gotas por segundo. Muchas de ellas son partículas de apenas 10 a 100 micrómetros (un micrómetro es la milésima parte de un milímetro), capaces de permanecer suspendidas en el aire durante al menos 30 segundos. Además, los experimentos mostraron que el uso de mascarilla impedía la liberación de dichas partículas.

El papel de las partículas más pequeñas

Los autores han comentado que hasta ahora se había pasado por alto el papel de partículas más pequeñas, de menos de 30 micrómetros de diámetro, que potencialmente pueden cobijar al virus y que podrían permanecer suspendidas más de 30 segundos.

«Aquí, hemos hecho estimaciones cuantitativas para el número y tamaño de las partículas que permanecen suspendidas en el aire», han escrito los autores del estudio, señalando que no han considerado las gotas más grandes, que influyen en la transmisión vía fómites, es decir, por la contaminación de superficies.

Basándose en las tasas de desaparición de las gotitas en un nuevo experimento con láser de alta sensibilidad, y por medio de cálculos matemáticos, estimaron el comportamiento de partículas pequeñas liberadas en una conversación normal.

Según sus estimaciones, hablar de una forma normal genera 2.600 gotitas pequeñas de alrededor de cuatro micrómetros por segundo, lo que se corresponde con un volumen de 2,4 a 12 nanolitros.

1.000 partículas cargadas de virus por minuto

Asumiendo que la saliva de una persona infectada contiene aproximadamente siete millones de copias del SARS-CoV-2 por mililitro, tal como han concluido estimaciones anteriores, los autores creen que un minuto de conversación en voz alta puede generar más de 1.000 gotas cargadas de virus, capaces de permanecer suspendidas de ocho a 14 minutos.

«Estas observaciones confirman que hay una probabilidad sustancial de que una conversación normal cause la transmisión aérea del virus en ambientes cerrados», han concluido.

abc

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *