Podemos plantea que el 2% de plazas en oposiciones vayan a mujeres maltratadas

El Pacto de Estado en materia de violencia de género continúa adelante después de superar su primera prueba parlamentaria. Lo hace, sin embargo, sin unanimidad, ya que Unidos Podemos se abstuvo en la votación celebrada en la Comisión de Igualdad del Congreso por discrepar con un acuerdo que consideran insuficiente. En los votos particulares al texto aprobado se pueden comprobar cuáles son las medidas que implementaría la formación liderada por Pablo Iglesias para acabar con esa lacra.

La principal reivindicación de la coalición liderada por Podemos tiene que ver con la falta de compromisos económicos que se incluyen en el acuerdo. Aunque en el texto se contempla invertir 1.000 millones de euros, Podemos denuncia que falta “una materialización, concreción o calendarización concreta, y por tanto, se quedarán en un brindis al sol que no podrá después materializarse en partidas de gasto concretas y diferenciadas para cada una de las medidas a ejecutar integradas”. Así, la formación morada se queja de que “solo se compromete a un incremento de 44 millones en 5 años, que no deja de representar menos del 5% de la cifra total por la que se está vendiendo este pacto de Estado y que supondrá que no se recuperarán los niveles de gasto previos a la crisis hasta 2011″.

En cuanto a las materias concretas a incorporar, Unidos Podemos plantea “adoptar todas las medidas apropiadas para eliminar la discriminación contra la mujer en la esfera del empleo a fin de asegurar, en condiciones de igualdad entre hombres y mujeres, los mismos derechos”, tal y como se recoge en el artículo 11 de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, ratificada por España en el BOE número 69 de 21 de marzo de 1984. Así, una de las medidas que proponen es que “en cada Oferta de Empleo Público sea obligatorio una reserva de un 2% de plazas para mujeres víctimas de violencia machista“. En la actualidad ya se reserva el 7% de los puestos a las personas con discapacidad.

Otra propuesta de la formación morada es la de “modificar la Ley General de Publicidad para no permitir los anuncios de prostitución y otras formas de explotación sexual“. “Hasta que se implemente esta modificación, excluir la publicidad institucional de los medios que publiquen anuncios de prostitución”, añaden.

La maternidad subrogada, el uniforme y el deporte mixto

La llamada maternidad subrogada también es un tema vetado para Unidos Podemos: “Los vientres de alquiler es una forma de explotación del cuerpo de las mujeres, que además afecta de forma muy especial a las mujeres más pobres y en mayor situación de vulnerabilidad, dentro y fuera de nuestro Estado. Debemos arbitrar todas las acciones necesarias para que ni de forma directa, ni indirecta, se legalice, ni normalice esta práctica que mercantiliza tanto a futuras niñas y niños, convirtiéndolos en objeto de transacción económica, como a las mujeres que son utilizadas como meros recipientes, a disposición del mercado”, proponen.

Otro ofrecimiento de Podemos para acabar con la violencia de género es la de “garantizar la libre elección de las prendas del uniforme en aquellos centros públicos, privados o concertados que empleen esta prenda”. Asimismo, plantea “la garantía habitacional inmediata para las víctimas”. Sobre las ayudas económicas, la formación morada sugiere elevar “la cuantía de las ayudas económicas” desde los actuales 426 euros —el 80 por ciento del IPREM— a los 530,78 euros —el 75 % del SMI—.

Además de los uniformes, en materia escolar Unidos Podemos propone que, “con objeto de erradicar los estereotipos de género y las conductas sexistas que están en la base de las violencias machistas en el ámbito del deporte, se promoverá la creación de equipos mixtos en los deportes de equipo federados, permitiendo legalmente que las niñas puedan jugar en los tradicionalmente considerados masculinos (que, así, pasarían a ser mixtos) hasta la mayoría de edad”.

El lenguaje es otro aspectos que Unidos Podemos considera esencial que hay que modificar. Hay que luchar contra los usos sexistas y para ello proponen sustituir en el pacto de Estado las palabras “menores” por “infancia y adolescencia”, “inmigrantes” por “migrantes”, “violencia contra la mujer” por “violencia contra las mujeres” o “sociedad civil” por “movimiento feminista”, entre otras.

Para Podemos la prostitución “es una forma extrema de explotación sexual de las mujeres, que se sustenta en la alianza capitalismo y patriarcado, y que sigue manteniendo a las mujeres en una situación de esclavitud”. Para ello su apuesta es “desincentivar la demanda de prostitución mediante campañas de concienciación y talleres de sensibilización dirigidos a los hombres, especialmente a los jóvenes”.

Ninguna de estas medidas han sido aceptadas por PP, PSOE y Ciudadanos para incluirlas en el citado Pacto de Estado contra la violencia de género. De las propuestas de Unidos Podemos solo se ha incluido una: “Estudiar las actuaciones necesarias para una completa incorporación en los textos legislativos, como el Código Penal, de todos los tipos de proxenetismo”

lainformacion.com

30 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master