Pedro Sánchez limpia de rivales el equipo de asesores del PSOE en el Congreso

El nuevo PSOE de Pedro Sánchez ha acometido una profunda remodelación del equipo de asesores y asistentes que los diputados del Grupo Parlamentario tienen a su disposición. Lo ha hecho, además, aprovechando este verano. Entre los que han sido cesados se encuentra algún histórico relacionado con Susana Díaz, la rival de Sánchez en las primarias. También ha habido recolocaciones y algún nombramiento. El sanchismo define así al grupo con el que contará en la cámara baja a lo largo de esta legislatura en la que el secretario general no tendrá escaño.

En total, los socialistas han cesado de los puestos que ocupaban hasta ahora a un total de doce trabajadores a lo largo de los pasados meses de junio, julio y lo que llevamos de agosto. Los movimientos se han ido produciendo, además, con cuentagotas repartidos a lo largo de los últimos sesenta días.

El primer movimiento se produjo el 19 de junio, cuando el nuevo Secretario de Organización socialista, José Luis Ábalos, cesó a un asesor y dos asistentes. Se trató de José Manuel Lechuga, Lorena Calderón y Marta Domínguez. Una semana más tarde, fue Rafael Simancas quien firmó el cese de Mohammed Azahaf Moumen como asistente de los diputados del PSOE para nombrarle, un día más tarde, asesor. Algo similar le ocurrió a Isabel Martín, que pasó en un día de ser asistente a convertirse en asistente técnico del grupo socialista.

El 3 de julio se produjo el primer fichaje de la era Sánchez en el Congreso: Francisco Martín pasó a engrosar la nómina de asesores. Las buenas noticias, sin embargo, duraron poco, ya que una semana después Ferraz decidía prescindir de media docena de trabajadores eventuales en el Congreso. Fue Rafael Simancas quien firmó el cese de José Ramón Gallego (que llevó la campaña de comunicación de Susana Díaz en las primarias), María Gema BonillaIdoia Esteban, Pilar FernándezMaría Angélica NavalónJosé Villalba.

 

El 18 de julio, días antes de la declaración de Rajoy en la Audiencia Nacional, el PSOE realizaba una nueva incorporación a su nómina de asistentes técnicos fichando a José Guillermo Berlanga. Asimismo, María del Mar Soria se unió al equipo de asistentes. Esta última había trabajado para Margarita Robles como asistenta de la presidenta de la Comisión de Justicia, cargo del que tuvo que ser cesada con anterioridad. Dos días más tarde, el día 20, el PSOE cesó a María Antonio García como asistente de los diputados del PSOE para recolocarla a las órdenes de Robles en la misma presidencia de la Comisión de Justicia, cargo que ocupaba Soria. Cambio de cromos, en definitiva.

Ese mismo 20 de julio el PSOE incorporó a Eduardo Muñoz a su equipo de asistentes técnicos. Ya el 31 de julio se produjo la última incorporación: Mónica Martín, nueva asesora del grupo parlamentario socialista. Han sido, en definitiva, doce ceses y siete nombramientos a lo largo de este verano.

Los movimientos de PP y Unidos Podemos

Partido Popular y Unidos Podemos también han aprovechado el verano para hacer movimientos en su equipo de trabajadores eventuales en el Congreso. Los populares han prescindido de Ana Balbina y de Sonsoles Teresa Marín y han nombrado a Fernando Gonzalo Sánchez del Corral (asesor técnico), a Paloma Valdebenito (asistente) y a David Jonathan Parry (secretario de Alicia Sánchez-Camacho).

Por parte de Unidos Podemos el único movimiento que se ha producido ha sido el cese de Sergio Espín como asistente del grupo confederal y la incorporación de Joaquim Guinovart en el mismo puesto. Los grupos parlamentarios gastan en total 7.500.000 de euros en este tipo de personal eventual.

lainformacion.com

44 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master