Las ‘lideresas’ de los cuatro grandes partidos: dos conocidas y dos ‘tapadas’

Uno de los temas más controvertidos de la campaña electoral ha sido la presencia de mujeres en las listas. Desde que el gobierno de Zapatero hace años pusiera en marcha equipos políticos paritarios, muchas han sido las formaciones que han intentado construir sus listas de forma equilibrada entre hombres y mujeres.

El problema es que, como nadie sabe cuántos de esos puestos se convertirán finalmente en escaños, la única manera de hacerlo compensado es crear las llamadas ‘listas cremallera’, en las que hombres y mujeres alternan sus puestos. Eso, sin embargo, ha traído consigo un problema: entre los seis primeros partidos no hay ninguna mujer como cabeza de lista, y en algunos de ellos tampoco ‘número dos’ de sexo femenino.

Estas son las mujeres más importantes de las principales listas electorales del 20D:

Soraya Sáenz de Santamaría

La actual vicepresidenta del Gobierno es, por la proyección de su posición en el Gobierno, un personaje muy conocido. Siempre junto a Rajoy, quienes la conocen la describen como trabajadora, discreta y fiel, aptitudes que le han permitido medrar con el ascenso del presidente a lo largo de los años. Es, a su vez, su mano derecha, su portavoz y la cara amable en esos lances de campaña en los que Rajoy no se ve.

La pregunta es, ¿es realmente Sáenz de Santamaría la lideresa del PP? Depende. Es, sin duda, quien más poder político tiene. Sin embargo, dentro del partido quien manda sobre ella es María Dolores de Cospedal, máxima responsable por detrás del propio Rajoy. Esa bicefalia interna ha conducido a disputas diversas, y a la formación de bandos (en su caso los llamados ‘sorayos’).

Si lo que los mentideros políticos llevan removiendo desde hace semanas se confirmara y fuera verdad que ella es la ‘tapada’ ante una posible negativa a investir a Rajoy presidente por parte de Ciudadanos en caso de pacto, la incógnita se despejaría. Sea como fuera, Sáenz de Santamaría es un peso pesado en la formación y especialmente en el Ejecutivo.

Meritxell Batet

La ‘número dos’ de la lista socialista en Madrid es toda una incógnita. Lo es porque para esas posiciones de salida se tiende a apostar por gente conocida que atraiga el voto o bien por gente muy cercana al propio candidato. Esa posición ‘muy cercana’ la ocupa el ‘número tres’, el portavoz en el Congreso Antonio Hernando, y la confección de la lista ‘cremallera’ obligaba a colar a una mujer en medio.

Aunque no ha tenido una gran presencia durante la campaña, la elección de Batet es bastante simbólica. Por una parte por su procedencia, porque es catalana y milita en el PSC, lo que se interpreta como un mensaje de unidad tras años de tensiones entre Ferraz y la formación catalana, especialmente en un momento en que la cuestión catalana es tan tensa y presentar a una candidata barcelonesa en Madrid parece todo un gesto.

No será nueva en el Congreso, donde llegó de la mano del expresident Montilla cuando encabezó la lista catalana en tiempos de Zapatero. Y perfiles como el suyo, además, se antojan necesarios para la legislatura que viene: no en vano está casada con el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, miembro del PP. Quién sabe si los pactos de Estado pueden empezar forjándose en casa.

Marta Rivera de la Cruz

Ciudadanos es una de esas formaciones donde las listas no son en cremallera, lo que hace que para encontrar a la primera mujer en la lista por Madrid haya que descender hasta el ‘número 3’. Allí está la escritora Marta Rivera de la Cruz, llamada según muchos a ser una de las responsables de Cultura en un hipotético Ejecutivo de Albert Rivera.

De la Cruz aparece como independiente, aunque ha tenido un papel muy importante en la campaña. De hecho no pocos achacan a la caída en las encuestas de la formación la participación de la candidata en el debate a nueve organizado por TVE días atrás, en el que tuvo algunas intervenciones polémicas, algunas a cuenta de política de igualdad y normativa legal contra la violencia de género.

Carolina Bescansa

La ‘número dos’ de Pablo Iglesias es un rostro conocido gracias a la televisión. Cuando él se distanció de Madrid tras su elección como eurodiputado, Bescansa fue una de las personas del partido que trataron de ocupar la plaza de Iglesias en debates y tertulias, aunque sin el mismo éxito.

A diferencia de otras candidatas de otras formaciones, Bescansa es una de las primeras militantes de su formación. De hecho, es su cofundadora, ya que la suya es una de las firmas que aparece en el registro de partidos cuando seis meses antes de las elecciones europeas decidieron formalizar la organización.

Algo mayor que Iglesias (y algo más que Errejón), Bescansa es sin embargo compañera de claustro: es doctora como ellos y profesora en la Universidad Complutense

Siguiendo la tradición de los dos últimos presidentes del Gobierno, ¿será alguna de ellas la próxima vicepresidenta? O, quién sabe, quizá los mentideros políticos tienen razón y entre estas cuatro mujeres está la primera presidenta del Gobierno español

http://ecodiario.eleconomista.es/

139 total views, no views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master