La Junta debate sobre la tierra conquistada

En el primer pleno de la nueva legislatura, el parlamento asturiano abrió el curso con un debate que empezó como la pertinencia o no de abrir una comisión sobre el centenario en 2020 de la batalla de Covadonga y terminó por arrojar las diferentes visiones que los siete grupos parlamentarios tienen sobre la historia de España en general y la de Asturias en particular. Todo además como un prólogo del primer enfrentamiento cara a cara entre el presidente Adrián Barbón y el portavoz de Vox, Ignacio Blanco, a cuenta del uso de la lengua asturiana en la cámara.

i

Fue una iniciativa presentada por Foro para promover la celebración del XIII Centenario de Covadonga bajo el lema Covadonga 2022, que su portavoz, Pedro Leal, insistió en que tenía un carácter «apartidista» y por lo que se abrió a aceptar las enmiendas de otros grupos al respecto. Proponía para desarrollarla la creación de una comisión parlamentaria que no salió adelante en la votación por puntos, aunque sí fue aprobada la proposición no de ley. En todo caso fue un debate que mostró una pluralidad de visiones singular sobre la comunidad. Foro lanzó esta iniciativa después de que, a su juicio, los actos del triple centenario (de Covadonga, el Reino de Asturias y el Parque de Picos de Europa) quedara apagado el año pasado y con escasa repercusión. Leal hizo una exposición clásica del covadonguismo e incluyó una petición para reeditar la obra «Los orígenes de la Nación Española. El Reino de Asturias», de Claudio Sánchez Albornoz.

El testigo fue recogido por el PP, por su diputado José Manuel Felgueres, quien apoyó la iniciativa aunque aclaró que a su grupo no le había resultado pobre el resultado de los centenarios de 2018 entre los que destacó la visita dela familia real a Covadonga. Con todo, fue Ignacio Blanco de Vox quien más entusiasmado se mostró con la propuesta (salvo con la reedición del libro de Sánchez Albornoz, pues no le parecía oportuno que el parlamento reeditara libro alguno) ya que, según destacó, España nació en Asturias, hecho histórico, adujo, «muy importante» y también con ramificaciones extraordinarias sobre la cultura occidental y europea.

Todas ellas fueron citadas, aunque con un reverso de sarcasmo, en la siguiente interpelación por parte del diputado de Podemos Rafael Palacios. En asturiano, sin que nadie requiriera un traductor, Palacios señaló que veía mucho más relevante que en 2020 se estuviera celebrando que no hubiera más deslocalizaciones industriales ni marcha de trabajadores a otros territorios. En todo caso, y tras destacar en tono burlón que los historiadores le han dado muchas vueltas a la «escaramuza» de Pelayo se preguntó de forma retórica «¿por qué la derecha le tiene tanto aprecio a un rebelde asturiano? Pues porque no quería pagar impuestos a los musulmanes».

Antes de que el PSOE declarara su posición, en la que manifestó como luego se vio en la votación su rechazo a que se creara una comisión parlamentaria; la réplica instantánea a Podemos llegó de la mano del diputado de Ciudadanos Armando Fernández Bartolomé quien, de pasó, lanzó una crítica general a «la izquierda que compra el discurso de los nacionalistas de queEspaña es un estado sin nación» y calificó de hecho incontrovertible porque «la historia es una ciencia» que «surgió en esta tierra el germen de la nación española» para después reclamar que se estudie la misma historia en todas las comunidades.

Fue una votación accidentada pero no por el contenido del debate sino porque a la primera no quedaron reflejados adecuadamente los votos de todos los diputados, al menos de los naranjas que señalaron que no se registraba el testigo luminoso. El presidente de la Junta, Marcelino Marcos, aceptó repetir la votación con un «calcar bien» que despertó la sonrisa general y tampoco fue preciso que nadie tradujera.

lavozdeasturias.es

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *