l partido de Ada Colau quiere subirse el sueldo: el tope de 2.200 euros es “muy bajo

Barcelona en Comú, al igual que Podemos y resto de sus filiales territoriales, llegaron a la vida política prometiendo, entre otras cosas, que se bajarían el sueldo para poner fin a los “privilegios” de la “casta”. Sin embargo, además de que el salario sobrante acaba recayendo en el propio partido o en los proyectos sociales que consideren oportunos, la cuestión es que altos cargos y militantes coinciden en la necesidad de elevar las retribuciones ahora que han empezado a saborear las mieles de la responsabilidad pública.

Así, tanto la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, como sus diez concejales y las bases de Barcelona en Comú piden modificar al alza dicho límite. “Se fijó de manera arbitraria, en pleno debate con la CUP, y pensando más en la oposición que en el gobierno, sin tener en cuenta la diferencia de responsabilidades y dedicación en un caso y otro”. Ésta es sólo una de las conclusiones a las que llegó la militancia de Barcelona en Comú el pasado 22 de julio sobre el máximo de 2.200 euros netos al mes en catorce pagas que se autoimpuso este partido en febrero del 2015 para cada cargo.

El descontento sobre la esta retribución es ahora unánime, tal y como refleja el acta de aquel plenario ordinario, según informa La Vanguardia. “El tope actual es muy bajo si se considera que no hay mecanismos de corrección ni complementos de responsabilidad”; “hay que subir el salario, como mínimo un 1,5%, por estricta aplicación del IPC, y prever complementos para transporte y comidas”; o “el debate político sobre salarios éticos no puede ser a ver a quién es más precario. El primer código ético en este sentido fue un patinazo”, son algunas de las conclusiones

En julio del 2015, poco después de asumir el gobierno del Consistorio de Barcelona, Colau intentó que todos los grupos municipales aplicaran la rebaja salarial -que implicaba una reducción de entre el 15% y el 27%-, pero la oposición rechazó la propuesta. Apena dos años después, una encuesta elaborada por el comité de seguimiento del código ético de esta formación señala que más del 70% de sus cargos considera que esta limitación salarial no es adecuada.

La mayoría propone aumentar el tope de los sueldos, especialmente para el caso de la alcaldesa, Ada Colau, y de los diez concejales. “El límite de 2.200 euros es arbitrario: se obvian responsabilidades, transporte y comidas […] Varias personas apuntan que las limitaciones salariales […] tienen sentido si se está en la oposición, donde el nivel de trabajo, responsabilidad, estrés y exposición pública es muy diferente”, pero no cuando se están ejerciendo puestos de responsabilidad pública.

Con todo, la cuestión salarial seguirá debatiéndose en los próximos meses en el marco de Catalunya en Comú, la nueva formación que lideran a nivel autonómico Ada Colau y Xavier Domènech. En todo caso el acta señala que “si se tiene que cambiar el tope tiene que ser máximo antes de que acabe el 2017, ya que en el 2018 nos instalamos en precampaña. Y tampoco es posible cambiarlo al principio del siguiente mandato, porque la decisión podría ser muy controvertida”.

libremercao.com

46 total views, 1 views today

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master